Suben 139% quejas por fraude con tarjeta

En enero-septiembre del año pasado las quejas por posible fraude con tarjeta de crédito o débito crecieron 139% contra mismo lapso de 2011.
Suben 139% quejas  por fraude con tarjeta

Del total de quejas por fraudes con tarjetas de débito o crédito bancarias, el 49 por ciento corresponde a comercio electrónico.


CDMX.- En el periodo enero-septiembre de 2017, las quejas de usuarios de tarjetas de crédito y débito bancarias derivadas de un posible fraude crecieron 139.7 por ciento respecto al mismo lapso de 2011, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En 2017, este organismo recibió 4.8 millones de quejas por fraude para iniciar un proceso de aclaración con el banco, mientras que en el 2011 recibió 2 millones de reclamaciones.

Respecto a 2016, el incremento fue de 28 por ciento, ya que en los primeros nueve meses de ese año, la Condusef recibió 3.7 millones de quejas.

El 49 por ciento de las quejas por posible fraude se originaron en comercio electrónico (2.4 millones), mientras que en terminales de cobro se generaron 34 por ciento, es decir, 1.6 millones de reclamaciones.

El 21 por ciento fueron por comercio por teléfono y 3 por ciento en cajero automático.

En conferencia, Mario Di Costanzo, presidente de Condusef, destacó que las quejas por comercio electrónico representaban 8 por ciento del total de las reclamaciones en 2011 y que este nivel subió a 49 por ciento en 2017.

Detalló que el año pasado 704 mil usuarios reclamaron 2 mil 615 millones de pesos en total por posible fraude en cualquiera de los medios de pago mencionados, niveles que superan los registrados en 2011, cuando 71 mil 168 afectados reclamaron 326 millones de pesos.

La institución con más número de quejas por fraude con tarjeta en comercio electrónico, según el índice de reclamos por cada 10 mil operaciones, fue Banorte IXE, con 921; Azteca con 645 y Banregio, con 623.

Citibanamex, BBVA Bancomer y Santander tuvieron 261, 62 y 577, respectivamente.

Di Costanzo atribuyó los fraudes tanto a la falta de educación financiera y la falta de familiarización con la tecnología, como a los descuidos de los comercios por identificar adecuadamente a los usuarios que compran en línea.

"Por el lado de los comercios se podría hacer más para confirmar la identidad del usuario. Este tipo de carencias permite que la delincuencia haya encontrado un nicho y eso provoca estas quejas", comentó.

El presidente de la Condusef dijo que buscará una reunión con la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) para encontrar la forma de detener estos crecimientos.