Reduce Banco Mundial pronóstico de crecimiento para México

Reduce Banco Mundial pronóstico de crecimiento para México

El Banco Mundial prevé un crecimiento económico del 2 por ciento para el 2019.


Washington, Estados Unidos.- El Banco Mundial (BM) recortó hoy drásticamente sus previsiones de crecimiento para América Latina a un 0.6 por ciento en el 2018 y un 1.7 por ciento en el 2019, lo que supone 1.1 puntos porcentuales y seis décimas menos que seis meses atrás, ante la contracción de Argentina y un menor ritmo en Brasil y México.

De acuerdo con el informe de Perspectivas Económicas Globales del organismo, publicado bajo el inquietante título de "Los cielos se oscurecen", México crecerá un 2 por ciento en el 2019, medio punto menos de lo esperado, tras la llegada al poder del Presidente Andrés Manuel López Obrador, por la persistente "incertidumbre en materia de políticas" y "la perspectiva de una inversión aún escasa".

Respecto a Brasil, al cierre del 2018, su crecimiento se situaría en el 1.2 por ciento, 1.2 puntos porcentuales por debajo de lo previsto en junio pasado, para repuntar al 2.2 por ciento en el 2019, tres décimas menos de lo calculado anteriormente.

Kose afirmó que la expansión en Brasil se vio "atenuada" el pasado año por la huelga en el transporte y la "incertidumbre" que rodeó las elecciones presidenciales del pasado mes de octubre.

El BM espera, sin embargo, que la economía brasileña avance en su repunte "suponiendo que se introduzcan rápidamente las reformas fiscales, y que la recuperación del consumo y la inversión supere los recortes del gasto público".

Por su parte, Argentina se estima que se contraiga un 1.7 por ciento en el 2019, 3.5 puntos porcentuales por debajo de lo estimado seis meses atrás, "a medida que la consolidación fiscal produzca una pérdida de empleos y una reducción del consumo y la inversión".

Entre los riesgos para la región, el BM destacó el posible endurecimiento de las condiciones mundiales de financiamiento, algo que genera "preocupación para los países con grandes déficit por cuenta corriente o que dependen en gran medida de los flujos de capitales, entre ellos Argentina, Bolivia y varias naciones del Caribe".

Igualmente, advirtió del peligro de que un "aumento de esas tensiones entre Estados Unidos y China retrase el crecimiento regional a mediano plazo a través de diversas vías, como las exportaciones, la confianza y el mercado de productos básicos". 

El organismo también advirtió sobre la desaceleración de la economía global, para la que redujo sus previsiones de crecimiento al 2.9 por ciento en el 2019 y a 2.8 por ciento en el 2020, en medio de la atenuación del comercio internacional y las crecientes presiones financieras sobre los mercados emergentes.

Como causas, el BM mencionó el continuo proceso de desaceleración de China, que se prevé pase de una expansión económica del 6.5 por ciento en el 2018 al 6.2 por ciento en el 2019, una décima menos de lo previsto hace seis meses; y la moderación del ya débil crecimiento en la zona euro, de un 1.9 por ciento el pasado año al 1.6 por ciento en el 2019.

"Al comienzo del 2018, la economía global estaba funcionando a pleno rendimiento, pero perdió velocidad durante el año y el camino puede ser tener aún más sobresaltos en el año por delante", apuntó Kristalina Georgieva, directora ejecutiva del BM en conferencia telefónica.

El reporte subrayó que "el repunte en los exportadores de materias primas se han estancado, mientras que la actividad en los importadores de estos productos se ha desacelerado".

Hora de publicación: 15:30 hrs.