Excluye EU, por ahora, a México de arancel

Trump anunció impuesto de 25% a importación de acero y 10% a aluminio, pero dijo que México y Canadá estarán exentos si hay acuerdo en TLC.
Excluye EU, por ahora,  a México de arancel

Trump firmó la orden que proclama oficialmente aranceles de 25 por ciento al acero y de 10 por ciento al aluminio.


Washington, EU.- Estados Unidos confirmó la aplicación de aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pero excluyó temporalmente a México y Canadá de la medida.

Donald Trump promulgó este jueves una orden para imponer un arancel global a las importaciones de acero y aluminio que deja fuera temporalmente a los dos países bajo reserva de lograr una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Sin abundar, el mandatario arguyó que la exclusión de los aranceles a México y Canadá estaría basada en razones de seguridad nacional.

"No tomamos estas acciones por elección, sino por necesidad", indicó Trump en la Casa Blanca.

"Si no tenemos acero, no tenemos país", agregó.

Dentro del Capítulo 8 del actual TLC -vigente desde 1994- está incluida una cláusula de exclusión a salvaguardas globales por razones de seguridad nacional.

"La seguridad nacional es parte muy importante de ese acuerdo", apuntó.

Sin embargo, Trump amenazó que de no llegar a una renegociación del Tratado con México y Canadá que sea considerada benéfica por EU, los aranceles de 25 por ciento a las importaciones de acero y de 10 por ciento a las de aluminio podrían volverse a poner sobre la mesa.

"Si lo logramos (una renegociación) no habrá aranceles para Canadá ni habría aranceles para México", dijo.

Según el Presidente estadounidense, el representante comercial de EU, Robert Lighthizer, estará encargado de negociaciones con otros países aliados interesados en lograr un trato separado.

De acuerdo con la lógica de la Administración Trump, los aranceles serán establecidos bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión del Comercio de 1962 bajo razones de seguridad nacional y protección a su industria interna; organismos internacionales ya han expresado su rechazo.