Enero, mal inicio para las artes gráficas

Enero, mal inicio para las artes gráficas

Luego de la crisis de abastecimiento de combustible, las compras se modificaron y hubo clientes que si en promedio iban 15 veces al mes a una empresa de las artes gráficas


Enero fue un mes de bajas ventas para la industria de las artes gráficas y los negocios pequeños dejaron de vender hasta 40 por ciento, señaló el empresario Oscar Pereda, ex presidente de la Cámara de la Industria de las Artes Gráficas (Canagraf) Jalisco.

“De por sí, la curva de enero a las artes gráficas nos pega fuerte porque las empresas se prevén en diciembre comprando papelería y demás, pero la venta de mostrador en este enero disminuyó considerablemente entre 30 y 40 por ciento”.

Indicó que luego de la crisis de abastecimiento de combustible, las compras se modificaron y también hubo clientes que si en promedio iban 15 veces al mes a una empresa de las artes gráficas, lo hicieron 10.

“Las ventas sí bajaron, platicando con los empresarios del sector eso fue lo que nos comentaron, tuvieron menos ventas”.

Por otra parte, dijo que el sector le apuesta al diseño y ha tenido que evolucionar como lo ha hecho la tecnología para no quedarse obsoletas. Se estima que en Jalisco hay alrededor de mil 800 empresas de las artes gráficas que han ido cambiando.

“Antes era la típica empresa con su máquina offset, ahora se han integrado nuevas generaciones de diseño con impresora digital”.

Mencionó que otro modelo de negocio es la impresión de gran formato.

“Esta impresión de gran formato ha surgido también, y como todas las industrias tenemos que ir evolucionando, hay empresas que han cambiado de papelería comercial, al diseño de empaques y situaciones que se integran en el producto, se integran como parte de la presentación que hace la interfase con el consumidor”.

Enfatizó que la tecnología permite a las artes gráficas integrar elementos de color, forma y de impacto que tienen mayor penetración en el mercado.

Por su parte el también empresario informó que en el sector se han tenido que despedir alrededor de 250 personas en lo que va del año, debido a la baja de ventas y a la insolvencia de las empresas para seguir manteniendo a este personal.