Daña incertidumbre a venta de autos: AMDA

Los cambios políticos y comerciales en el País a lo largo del año, así como las tasas de interés, impactaron la venta de autos, acusó AMDA.
Daña incertidumbre a  venta de autos: AMDA

La renegociación del TLC y las elecciones en México fueron algunos de los factores que influyeron en la caída de las ventas de autos nuevos este año.


CDMX.- Los cambios políticos y comerciales que se dieron a lo largo del año en el País, que contribuyeron a la incertidumbre, así como el alza de las tasas de interés, han provocado que los consumidores limiten su compra de autos, por lo que se espera una caída de 6.6 por ciento para el cierre de 2018.

Guillermo Rosales, director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dijo que este año se estima que las ventas de autos serán de un millón 429 mil unidades, pero en diciembre podría informarse una cifra más baja.

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), las elecciones en México, las decisiones de Andrés Manuel López Obrador cuando aún no era Presidente y la inflación creciente son algunas de las razones por las que se espera dicha caída, según Rosales.

"Quienes tienen la capacidad de adquirir un vehículo prefieren tomar su distancia para ver cómo se va a comportar la economía y política", afirmó.

Aunado a eso, justificó, la baja es más notoria por los datos positivos de los años anteriores.

Rosales refirió que la venta de autos creció 19 por ciento en 2015 y 18.6 por ciento en 2016, impulsada por una cifra favorable de empleo y tasas de interés históricamente bajas.

Respecto al financiamiento para la adquisición de vehículos, de enero-octubre, los bancos fueron los que subieron su participación, pues en este año representaron el 28.5 por ciento del total, por lo que financiaron 223 mil 548 unidades, según la AMDA.

En cambio, en el mismo periodo, pero de 2017, los bancos representaron el 24.7 por ciento del financiamiento.

Las financieras ocuparon el 68.24 por ciento en el acumulado hasta octubre, a diferencia de los 71.1 por ciento de 2017.

Y los autofinanciamientos pasaron de 4 por ciento en el mismo lapso de 2017 a 3.2 por ciento en este año.

No detener importación de autos usados importados durante la presente Administración significaría un golpe a la producción de autos y en consecuencia, también en los trabajos que de este sector surgen, refirió Rosales.