Cuestionan criterios de licitaciones

Dar un peso excesivo al precio para decidir quién gana una licitación ha derivado en proyectos con grandes deficiencias, dijo México Evalúa.
Cuestionan criterios de licitaciones

Buscarán perfeccionar reforma energética


CDMX.- Dar un peso excesivo al precio para decidir quién gana una licitación es una mala práctica que ha derivado en proyectos con grandes deficiencias, como el Paso Exprés, señaló México Evalúa.

De acuerdo con la organización, los procesos de licitaciones deben contar con una mejor planeación del proyecto de infraestructura, no tomar el precio como un factor preponderante, además de establecer límites a las variaciones que los costos registran en el desarrollo del proyecto.

La problemática de decidir con base en un precio presentado por el licitante se agrava cuando los proyectos de infraestructura muestran deficiencias en su preparación, un problema sistemático detectado por la organización, que además impide conocer el alcance real del proyecto y, como consecuencia, se plantean precios poco realistas.

"Si el precio es el factor determinante de la calificación, estamos dando un peso excesivo porque no nos está ayudando a tomar una decisión, ya que el precio es poco realista, porque no está definido el alcance, y lo más seguro es que tenga que actualizarse", señaló en conferencia Mariana Campos, directora de gasto público en México Evalúa.

Según expuso, un ejemplo claro de la ineficiencia que genera esta mala práctica de selección de licitantes es el Paso Exprés, proyecto que se ganó con un precio de mil 45 millones de pesos y terminó ajustándose 751 millones por arriba de ese monto.

"Muestra de manera muy emblemática ya un modus operandi que hay de lanzar propuestas artificialmente bajas para con esto salir privilegiado o seleccionado con un contrato y posteriormente subir el monto del contrato", señaló.

Agregó que es necesario mejorar la planeación de los proyectos, así como establecer mejores criterios de selección y lineamientos claros, ya que se están afectando los incentivos a la competencia.

Adicional a este problema, la investigadora indicó la necesidad de contar con límites a las modificaciones de los contratos.

En el análisis presentando por México Evalúa se estudiaron tres importantes proyectos de infraestructura -el Paso Exprés, el Tren México-Toluca y el Nuevo Aeropuerto- los cuales, además de fallas en la planeación, mostraron procesos de licitación poco competitivos.

De acuerdo con los datos presentados, los tres proyectos muestran una aparente competencia con un gran porcentaje de los contratos otorgados a través de licitaciones públicas.

Sin embargo, del total de contratos que aspiraron a licitar sólo se evaluaron un tercio o menos, derivado de descalificaciones.

Gran parte de estas descalificaciones se da por razones administrativas, las cuales tienen que ver con cuestiones de forma, que no necesariamente deberían descalificar y al hacerlo se pierde la oportunidad de conocer empresas con la experiencia adecuada para ejecutar el proyecto, señala el análisis.

"Necesitamos agilizar la presentación de requisitos administrativos en la contratación pública", dijo Campos.