Afecta entorno visión de inversionistas

Si bien el Gobierno arranca con buenas bases fiscales, el ambiente político ya ha afectado la percepción de inversionistas, señaló Moody's.
Afecta entorno visión de inversionistas

Moody's señaló que la percepción de riesgo entre los inversionistas ha aumentado ante posibles cambios en las políticas públicas.


CDMX.- Aunque el Gobierno de Andrés Manuel Lopez Obrador arranca con buenas bases fiscales y un crecimiento moderado pero constante, el ambiente político ya ha afectado la percepción de los inversionistas, señaló Moody's.

"Creo que el daño ya está hecho en cierta forma con esta decisión de cancelar el aeropuerto y claramente lo vemos en la reacción de los mercados financieros", dijo en conferencia Jaime Reusche, analista soberano de México para Moody's.

De acuerdo con Reusche, la percepción de riesgo entre los inversionistas ha aumentado ante posibles cambios en las políticas públicas y los mercados han recibido con suspicacia al nuevo Gobierno.

"El balance de riesgos si está más cargado hacia la parte baja por la incertidumbre que se ha generado", aseguró.

Agregó que será necesario restaurar la confianza de los mercados ya que las fluctuaciones que han afectado al tipo de cambio y a otros indicadores financieros podrían contaminar las perspectivas de inversión y el panorama económico del País.

"Hay espacio en el corto plazo para ver qué es lo que pasa con el manejo fiscal del País, pero muchos de los retos con los que se va a encontrar el nuevo Gobierno surgen a raíz del giro que están dando las políticas públicas y de que los mercados ahora se ven un poco más pesimistas debido a la cancelación del aeropuerto", afirmó.

Sobre las políticas públicas, una de las preocupaciones se ubica entorno a la situación de Pemex y del sector energético.

Según explicó Nymia Almeida, analista de Pemex para Moody's, se prevé que la petrolera enfrente mayores necesidades de recursos para cubrir inversiones adicionales que incluyen la construcción de la refinería de Dos Bocas y un posible cambio de modelo negocio más orientado a la refinación, el cual además supone cambios en los flujos que genera la empresa.

"El cambio de la empresa de modelo de negocio hacía refinería es un cambio muy peligroso, porque hay un riesgo muy alto de que la empresa genere menos recursos", indicó la analista.

Dentro del sector energético, otra preocupación con impacto directo al Presupuesto es el esquema de precios de los combustibles.

Almeida expuso que el nuevo Gobierno ya ha señalado que estos se ajustarán únicamente con la inflación, por lo que en un escenario de alzas de los precios internacionales supone la asignación de un subsidio por parte del Gobierno mexicano.

Según los especialistas, muchas de estas dudas podrán ser aclaradas con el Paquete Económico, en el cual se espera se mantenga una meta de superávit primario cercana a 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y de señales de responsabilidad fiscal.

"El espacio fiscal no es ilimitado y nos da tiempo para reaccionar pero las preocupaciones son reales", dijo Reusche.