Todo sea por la voz

Todo sea por la voz

Dan Reynolds


Si te topas con el vocalista de Imagine Dragons Dan Reynolds y sientes que te ignora, no lo está haciendo. Sólo intenta cuidar su voz para sus actuaciones en vivo.
"Llevaré una señal que diga 'silencio vocal' y una carita como con el ceño fruncido, y me la pondré cualquier día que tenga libre", dijo el rockero de 30 años, cuya banda comenzó el segundo tramo de su gira mundial Evolve esta semana.
"Hacer espectáculos de dos horas tantos días de la semana es sencillamente intenso", agregó. 
El cuarteto ganador del Grammy es conocido por sus poderosas actuaciones en vivo, en la que Reynolds recorre todo el escenario derrochando toda su energía mientras interpreta éxitos como "Radioactive" y "Believer".
"Es como ser un deportista profesional, excepto que por tu voz. Uno tiene que tomárselo con esa seriedad a este nivel. No sé cómo los artistas pueden mantenerse en el ruedo llevando un estilo de vida poco saludable.
"De hecho no pueden. Esas son las bandas que creo que se separan, cancelan muchas fechas o suenan muy mal en vivo", dijo. "Yo no quiero ninguna de esas opciones".
Cree que su banda ha cancelado un solo espectáculo en toda su carrera, "y hemos tenido miles y miles de shows".
Reynolds explicó qué hace para mantenerse en forma y saludable durante sus giras y habló de cómo la vida de gira ha cambiado desde que Imagine Dragons comenzó a salir a dar conciertos hace una década.

'LA COMIDA NO LA DISFRUTO' 
Reynolds puede darse el lujo de tener un chef en sus giras, pero sería una pérdida de dinero: su dieta es súper básica y no cambia.
"Soy un animal de costumbre. Cuando estoy viajando me vuelvo realmente aburrido. ... La comida es solo para alimentarme, no para que la disfrute", dijo.
"Cuando estoy viajando se convierte en, '¿cuál es la fuente de energía más limpia para mí?' Realmente como lo mismo todos los días".
Desayuna avena y huevos, mientras que para el almuerzo y la cena come pollo, pescado o cordero, con arroz integral, verduras o batatas. No consume nada de azúcar, pan ni lácteos.
Dice que come cada 90 minutos hasta tres o cuatro horas antes de subir al escenario porque prefiere cantar con el estómago vacío.

ANDAN EN SU CASA RODANTE 
Cuando Imagine Dragons comenzó a salir al ruedo, ni siquiera tenía un autobús de giras, pues viajaban en su propio auto. Por eso ahora el grupo no ve mal consentirse con un autobús de lujo.
Su autobús actual está equipado con una cocina pequeña y una sala de estar, aunque Reynolds dijo que es poco el tiempo que pasan ahí.
"Todos los días tratamos de bajarnos del autobús tan pronto como podemos para salir a la ciudad a ver qué hay alrededor y respirar un poco de aire fresco", comentó.