Muere columnista de celebridades

14/11/2017

Muere columnista de celebridades

Liz Smith, la reina de las columnas de chismes de los tabloides, murió ayer en su hogar en Manhattan


Espectáculos
Agencias

Liz Smith, la reina de las columnas de chismes de los tabloides de la Gran Manzana, murió ayer en su hogar en Manhattan, a los 94 años de edad.

Su amiga y agente literaria, Joni Evans, confirmó su deceso.

Desde noches arduas escribiendo para un periódico del conglomerado Hearst Communications, en los 50, hasta tardes doradas en el restaurante Le Cirque con Frank Sinatra o Katharine Hepburn y cenas privadas con Madonna para reunir información para columnas que se publicaban seis días a la semana, Smith cautivó a millones de lectores, y, con el paso del tiempo, alcanzó fama y riqueza que se comparaban con las de los famosos que cubría.

Su columna, titulada simplemente "Liz Smith", se publicó en The New York Daily News de 1976 a 1991; en New York Newsday de 1991 a 1995, cuando cerró ese periódico; y continuó en Newsday hasta el 2005, traslapándose durante unos años con The New York Post, de 1995 al 2009.

Su trayectoria de 33 años se transformó para llegar a internet como New York Social Diary.

No fue una escritora o reportera excepcional, aunque ocasionalmente consiguió exclusivas (la separación de Donald e Ivana Trump en 1990 y el embarazo de Madonna en 1996), pero sus ingresos a menudo rebasaban el millón de dólares al año, más que cualquier columnista o director editorial de un periódico.

Los chismes distaban mucho de ser el único ingrediente de sus columnas, que estaban salpicadas de apuntes sobre libros o películas, fragmentos de comentarios políticos y opiniones sobre actores, autores y otras personalidades notables.