Llegan lobos por todos

Llegan lobos por todos

María Rubio y Alejandro Camacho, dos de los protagonistas del melodrama original, de 1986.


Establecer una conexión con audiencias adultas y jóvenes como nunca se ha conseguido antes a través de la televisión abierta será el propósito de la serie Cuna de Lobos, basada en la exitosa telenovela de los años 80.
Así lo considera uno de los directores del proyecto, Juan Pablo Blanco, quien adelantó que habrá muchos cambios para que las nuevas generaciones también caigan en las redes de una historia que atrapó a los televidentes del País.
"La intención es apelar a los jóvenes con una factura moderna, cinematográfica, actual, creíble, y rejuvenecer en la memoria a todos los que vieron el programa de los 80 de una gran historia mexicana.
"Va a estar complicado, pero la intención es agarrar al toro por los cuernos y generar un proyecto que pueda unir al público joven y adulto como no se ha logrado hasta ahora en la televisión mexicana", comentó, en entrevista.
Se planea filmar los 20 capítulos entre enero y marzo próximos, si bien el guion aún no está terminado y siguen haciéndole arreglos en los que la opinión de la productora será la de mayor peso.
"Todavía no tenemos un trabajo de guion aceptado o con el que todos estemos de acuerdo, ahí será más voz de la productora, Giselle González.
"Estamos todos en el proceso, pero hasta ahora todavía no tenemos respuestas claras", contó Blanco, quien ayer estrenó su primer largometraje, La Jaula.
Aunque el equipo técnico tenía intenciones de integrar a actores del melodrama original, de 1986, Alejandro Camacho, uno de los protagonistas, negó, en entrevista, que vaya a aparecer porque está fuera de la televisora que lo produce y no tiene intenciones de regresar.
Para que la nueva historia funcione, Camacho considera que falta un elenco que esté a la altura, pues la trama le parece de las más importantes que se han realizado en el País y afirma que su ex esposa, Rebecca Jones, podría ser una buena Catalina Creel, la villana.
"Cuna de Lobos cambió la historia de la televisión en México, pero para mí ya pasó. Hace mucho tiempo que no trabajo en Televisa, soy libre. Tienen que tener el reparto adecuado porque la historia ya está.
Rebecca Jones tiene el bagaje, la altura, el carácter y la calidad para poder hacerlo, lo ha demostrado muchísimos años. Aunque no tengo nada que ver con Televisa, les deseo muchísimo éxito", expresó.
Jones, del reparto original, ya estuvo en un proyecto de remake de Cuna de Lobos en 2011, Por Derecho de Sangre, donde ya había conseguido encarnar a la matriarca de la familia, pero la producción no pasó del piloto.