Inspira al éxito libro a Van Buuren

Inspira al éxito libro a Van Buuren


México, DF. Armin van Buuren tiene dos biblias: su laptop, con la que desata su creatividad en cualquier momento, y un libro al que acude con frecuencia para entender los secretos del éxito.

Nombrado cinco veces el mejor tornamesista del planeta por la revista DJ Mag, el DJ y productor neerlandés, abanderado del trance, aseguró que con The Winner Effect, de Ian Robertson, ha comprendido su adicción al triunfo y al trabajo.

"Es muy interesante. Te explica lo que pasa cuando estás sobre el escenario, las endorfinas que se liberan en tu cerebro cuando estás tocando. Cambia el tamaño, la forma de tu cerebro. Esa es la razón por la que los Rolling Stones siguen en los escenarios a su edad, por ejemplo", explica, en entrevista telefónica.

De 42 años, Van Buuren admite sentir cosquilleos por volver a un entarimado en México, activar la química en su cabeza y sentirse como el rey del mundo.

Lo hará el próximo sábado, en el Parque Bicentenario y con su festival franquicia, A State of Trance, creado por él para celebrar el género.

"Estoy muy emocionado. México es mi destino más importante en todo el mundo. En mi Instagram, en YouTube, la mayor cantidad de fans es de México. Son lo más importante para mí".

Su manera de conducirse es inesperada, a contracorriente, la base de su éxito.

Tiene, desde hace años, un programa de radio sobre música trance que es escuchado por cerca de 80 millones de personas.

A comienzos de 2019 lanzó un remix de "Jump", de la mítica banda de rock Van Halen, en colaboración con el cantante David Lee Roth, un movimiento de fichas sorprendente hasta para sus fans.

Y también, en una época en la cual nadie parece preocuparse por lanzar discos, sino tracks, apostó por un álbum conceptual, Moons of Jupiter, con su socio Benno de Goeij, con quien forma Gaia.

"Adoro consumir y crear discos. Creo que deberíamos pensar en ellos como playlists. Es triste, porque en los 70, 80, 90, muchos rockstars lanzaron producciones conceptuales, como The Who. Parece que esa época se ha ido, y no me gusta".

Busca la serenidad
Ya sea antes de tocar en un festival masivo o en un show más íntimo, en algún club, Van Buuren trata de dormir una breve siesta y beber café.

Además, en cualquier país donde esté de gira, trata de salir a correr y leer sobre psicología: otra manera de relajarse en una ocupación llena de glamour y lujos, pero en la que se sacrifica mucho.

"No me gusta estar lejos de casa porque me pierdo muchos de los momentos más importantes en la vida de mi familia.

"Mi hijo, por ejemplo, está jugando futbol cada miércoles y no he podido asistir a verlo ni siquiera una ocasión. Es el precio que hay que pagar".