Comencé a consumir drogas y abusé de todas mis relaciones”: Justin Bieber

Comencé a consumir drogas y abusé de todas mis relaciones”: Justin Bieber


México, DF. Justin Bieber ha decidido abrir su corazón en Instagram. El cantante lleva un tiempo alejado de los escenarios, recuperándose de una mala racha que lleva arrastrando desde hace años. Una depresión que le hizo tocar fondo hace unos meses.

Arropado por los suyos y por su mujer, Hailey Baldwin, el norteamericano ha decidido dar un paso hacia delante para mostrar verdaderamente cuál fue la realidad de su descenso a los infiernos.
“Es duro levantarse de la cama por la mañana con una buena actitud cuando estás agobiado por tu pasado, por tu trabajo, por tus responsabilidades, por tus emociones, por tu familia, por tus finanzas y por tus relaciones. Cuando sientes que todo es un problema tras otro problema”, comienza el relato de Bieber para continuar con un sentimiento de vivir en “un círculo de decepciones tras decepciones. Algunas veces puede llegar un punto donde no tengas ganas de seguir viviendo”.
Un sentimiento muy autodestructivo que acompañada con una realidad:
“Tengo mucho dinero, muchos coches, muchas alabanzas, logros, premios y aún así me siento incompleto”. Y es que la espiral en la que entró Bieber le llevó por el mal camino: “Comencé a consumir drogas bastante duras a los 19 años y abusé de todas mis relaciones. Me volví resentido, irrespetuoso con las mujeres e irritable. Me volví distante de todos los que me amaban, porque me escondiendo detrás de una máscara de la mala persona en la que me había convertido”.
Una confesión que puede servir como un perdón público para Selena Gomez, su pareja durante todos esos años convulsos.
Aún así, Justin consiguió salir del pozo gracias al apoyo de los suyos y al amor de Hailey Baldwin, algo que le agradece infinitamente a Dios:
“Afortunadamente Dios me ha bendecido con una extraordinaria persona que me quiere como soy. Ahora estoy disfrutando de mi mejor momento en mi matrimonio que es una increíble locura y nueva responsabilidad. Aprendes de paciencia, de verdad, de educación, humildad y todas esas cosas que te hacen ser un buen hombre”, una carta que termina con un “Jesús te quiere, sé amable hoy, sé valiente y ama a la gente”.