Benny Ibarra lleva el teatro en la sangre

Benny Ibarra lleva el teatro en la sangre


México, DF. Desde niño, Benny Ibarra escuchó a sus padres y abuelos hablar de teatro, por eso ahora está convencido que después de volver a los escenarios, nunca más los dejara.

Sabrá combinar, dijo, su faceta como actor y cantante.

El también músico, que cumplió 49 años el pasado domingo, está listo para el estreno del monólogo Novecento, que se presentará el 28 de septiembre en el Auditorio San Pedro a las 18:00 y 20:00 horas.

"Cuando hice El Hombre de la Mancha (2016) tenía 17 años sin haberme subido a un escenario de teatro y me di cuenta que tenía que regresar a él porque al final es lo primero que hice en mi vida.

"Nací en una familia de teatreros, vi a los 3 años cómo mi madre producía Vaselina, cómo a los 5 hizo Jesucristo... y a los 12 José El Soñador, entre otras", contó el ex Timbiriche.
El del teatro, dijo, es un lenguaje que lo pone bien, en orden, en lo personal y emocional es terapéutico, es cultura.

"No lo vuelvo a dejar, por lo menos una vez cada tres años haré algo", comentó.

Benny estrenará Novecento de Alessandro Baricco, el 26 de septiembre en la Ciudad de México, el 27 dará dos funciones en Torreón y el 28 tocará tierras regias.

Bajo la dirección de Mauricio García Lozano, quien también lo dirigió en El Hombre de la Mancha, el cantante se enfrenta a un gran reto porque se trata de un monólogo, el primero en su carrera.

"Es un texto muy retador, Novecento es un ser humano fantástico, con una música alucinante, diferente, conmovedora y a la vez muy innovadora. Novecento nació en el barco y fue adoptado por un marinero, pero nunca ha bajado del barco. Ahí hay una lección de vida", explicó.

Aprenderse el texto le tomó un año, pues comenzó a estudiarlo a mitad de la gira de Timbiriche y lo tomó con calma.

De cara al estreno de Novecento, para Benny se avecina una agenda apretada, pues también tiene lista su gira de conciertos en solitario, en Monterrey se presentará el 21 de noviembre.

"Tengo menos prisa que antes y uno pensaría que cuando vas creciendo, te quedan menos años para hacer lo que te gusta, en mi caso, es relajarme mucho y atender mi instinto", señaló.