Así fue la drástica dieta que llevó a Joaquin Phoenix a perder 25 kilos para encarnar al Joker

Así fue la drástica dieta que llevó a Joaquin Phoenix a perder 25 kilos para encarnar al Joker


México, DF. Muchos actores de Hollywood han tenido que bajar drásticamente de peso para poder interpretar a ciertos personajes. Esta vez fue el turno de Joaquin Phoenix, quien perdió 23 kilos para su papel de Joker.

El actor se sometió a una nueva transformación física en su carrera que requería bajar de peso en poco tiempo.

Fue una dieta restrictiva con la que perdió 23 kilos en 4 meses, pero tuvo que ser asesorado por especialistas en nutrición para evitar complicaciones en su salud.

El actor se pronunció al respecto en una entrevista para Access, ya que corrían fuertes rumores que logró bajar tantos kilos comiendo solo una manzana al día.

No solo me alimentaba con una manzana al día. También tomaba otros vegetales como lechuga y judías verdes al vapor. No es algo nuevo en mi carrera. Realicé la dieta bajo supervisión médica por lo que en todo momento estaba controlado y dentro de parámetros saludables”, aseguró el actor.

De acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, cuando una persona se somete a una dieta restrictiva vive periodos de soledad, frustración, ansiedad, mal humor y por supuesto, hambre todo el tiempo.

“Creo que eso afectó la psicología. Te comienzas a volver loco cuando pierdes esa cantidad de peso, en ese periodo de tiempo”, aseguro el actor a la agencia EFE.

Para la dieta de Joaquin Phoenix, los nutriólogos tenían el objetivo de aportar a su cuerpo minerales, vitaminas, proteínas, hidratos de carbonos o fibra con un bajo contenido en calorías y un alto poder saciante. Se trataba de que diera un aspecto famélico, pero no perjudicar la salud del actor.

¿Qué enfermedades se originan al llevar dietas sin supervisión médica?

De acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), este tipo de dietas restrictivas en las que las personas pierden peso de manera rápida y descontrolada pueden provocar diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, anemia y en casos muy graves, cáncer.

Si quieres bajar de peso, recuerda hacerlo siempre bajo el asesoramiento de un especialista, quien te dará un plan acorde a tu Índice de Masa Corporal (IMC) y una historia clínica con el fin de no poner en riesgo tu salud.