Amores peligrosos

Amores peligrosos

Ochmann da vida a un músico que se ve en la "necesidad" de ayudar a una turista española, Rebecca (Marta Hazas).


Ser perseguido por mujeres atractivas en las playas de Cancún no es un sueño paradisiaco para Ludwig, un famoso contrabajista, quien por culpa de rostros bonitos y cuerpos esculturales quedará en riesgo mortal, aunque jure que no hizo nada malo.

Ese es el principio de la divertida y enredada trama de Te Juro Que Yo No Fui, que se estrenará mañana a nivel nacional con la dirección de Joaquín Bissner (realizador de los éxitos Me Late Chocolate y Un Baúl Lleno de Miedo).
Ludwig (Mauricio Ochmann) está de vacaciones y de repente llega a pedirle auxilio Rebecca (Marta Hazas), española que huye de un jeque árabe.

Pero más peligrosa que cualquier arma será para él su celosa esposa, Mónica (Ariadne Díaz), quien lo tendrá en la mira para quitarle lo coqueto, lo cual se volverá todavía peor cuando aparezca en escena una ex novia alemana del músico (María Aura).

"Siendo la esposa, antagónica de esta acción amorosa entre los dos (Ludwig y Rebecca), pude explayarme, se me permitió enloquecer de remate y poder tratarlo mal; me la pasé muy bien", bromeó, en entrevista, Díaz, quien hace su debut cinematográfico.

"Yo soy Maya, una ex novia celosa y psicópata que dice Mauricio Ochmann que lo acosaba sexualmente. En un enredo con una bolsa que traía sacan 70 mil condones. Es una psico total, está siempre al borde", explicó, por su parte, Aura.

Otro de los riesgos para el virtuoso músico radica en enamorarse de una mentira, pues conforme avance la historia descubrirá que los problemas de Rebecca se deben al robo de un diamante y que su cara de ángel puede ser la máscara perfecta de una ladrona.

La historia la concibió Bissner, escritor, productor y director de la cinta, antes de iniciar su carrera fílmica. Al llevarla a la pantalla grande, pocas fueron las diferencias entre el proyecto que había imaginado y el resultado final.

"Hace como 28 años escribí esa película, antes de mi debut profesional, pero hace poco se dio la oportunidad de filmarla. No es tan diferente lo que quedó, la verdad es que respeté la historia y mejoré unas escenas.

"Por ejemplo, hay una persecución en la carretera, y en el original, a pesar de que están en una playa, aparecía un grupo de vacas para atorarlos, pero en la playa no hay muchas vacas, así que las quité y convertí en otra cosa", relató Bissner.

El cineasta se mantuvo fiel a la fórmula de una comedia de enredos, donde seleccionó el personaje torpe y hasta el que no habla el idioma, que queda representado tanto por los árabes como por Maya, lo que cree que vuelve muy divertida la propuesta.

"Maya no habla español, sino inglés, pero es alemana y no se le entiende ni una palabra de lo que dice. Ni yo me acordaba de lo que decía y tenía que volver a leer la línea. Le va a entender quien hable alemán e inglés", bromeó Aura.