Técnicos, ¿inocentes ó culpables?

Deportivismo
Técnicos, ¿inocentes ó culpables?


Ser entrenador de fútbol soccer no debe ser cosa fácil, sobre todo en un país como el nuestro donde la continuidad es casi insistente, los procesos no se respetan y todo el mundo se siente con la capacidad de dirigir.
Hace una semana Lobos BUAP, equipo que vive el drama del descenso, anunció la destitución de Rafael Puente Del Rio debido a los malos resultados que tienen a los poblanos en el fondo de la porcentual.
Los números no mienten, los de Puente Del Rio son malos, para garantizar su permanencia en el Clausura 2018 Lobos debía hacer 17  y hasta ahorita faltan 3 fechas solo ha conseguido 9
Sin embargo ¿Qué tan viable resulta correr al técnico a estas alturas de la competencia? Y ¿Cuánta culpa tienen los estrategas en el fracaso de sus clubes?
La primera respuesta creo que es obvia, nadie se va ariesgar a tomar el mand de una escuadra con  un pie dentro del Ascenso Mx, nadie quiere un descenso en su curriculum, l club opto por la opción de dejar a quien hasta entonces había fungido como su axilar, Daniel Alcantar.
Los resultado de Alcantar con los universitarios son negativos hasta el momento y sumándole que Veracruz si está haciendo su trabajo se podría decir que ya nada ni nadie salva a  Lobos de su fatídico destino, entonces, no, no es viable correr a tu entrenador a solo 4 fechas de despedirte del máximo circuito.
En la otra cuestión pues son muchos los matices que analizar para poder contestar es que siempre en cualquier liga del mundo o a nivel selección el culpable de los fracasos para todos es el técnico.
Este razonamiento es entendible hasta cierto punto, la cabeza de cualquier proyecto es la responsable de los éxitos y desaciertos.
Sin embargo, la realidad es que no solo el entrenador es el causante, los que están en el terreno de juego cuentan y bastante, después de todo ellos son los que llevan a cabo toda la acción, pero claro que siempre resulta más fácil culpar a 1 que a 22.
Influye mucho que vivimos en una era resultadista, a la mayoría de los aficionados lo único que les importa es que su equipo gane, si lo hace es el mejor del planeta así su sistema de juego deje mucho que desear, si no lo consigue así  mostrasen cosas interesantes el técnico debe irse de inmediato. Son pocos los que se atreven a ver más allá de un simple marcador
A mi parecer la continuidad es clave para triunfar dentro del fútbol y de la vida misma, para ganar hay que perder aunque suene contradictorio de los errores uno aprende demasiado, siendo  tropiezos los que al final fortalecen, por supuesto que existen límites y tiempos razonabas, no digo que hay que aguantarlos por la eternidad, lo que si es que ese lapso razonable no debería ser 1 año y mucho menos 6 meses.
Twitter
@Luz_quintero1