Festín de Inglaterra ante Kosovo

Festín de Inglaterra ante Kosovo

Mason Mount cerró la pizarra al minuto 90


Kosovo.- Inglaterra goleó 4-0 a Kosovo en un partido intrascendente que completó en Pristina la andadura en la fase de clasificación.

Kosovo fue el gran animador del Grupo A y mantuvo sus expectativas hasta las últimas jornadas. El combinado balcánico, sin apenas experiencia internacional como equipo nacional, completó su tránsito con tres victorias y dos empates en los ocho encuentros jugados. Frente Inglaterra encajó su tercera derrota.

El cuadro kosovar superó a selecciones como Montenegro, Bulgaria y la República Checa, que al final obtuvo el pase a la Eurocopa gracias a sus buenos resultados en los últimos partidos, cuando le faltó convicción y experiencia, precisamente, al cuadro de Bernard Challandes.

Con quien no pudo Kosovo en ningún caso fue con Inglaterra. Tampoco en Pristina, como local, frente un rival que con el primer puesto asegurado tiró de los menos habituales para afrontar el compromiso. No jugaron de inicio, entre otros, ni el meta Jordan Pickford, ni Jadon Sancho, ni Marcus Rashford, ni John Stones ni Tammy Abraham.

Sí estuvo Raheem Sterling, de vuelta al equipo después de que Gary Southgate le apartara por un incidente con su compañero de selección pero adversario de equipo Joe Gomez durante la concentración. El atacante del Manchester City no jugó contra Montenegro. Pero reapareció frente a Kosovo y se dejó notar.

Fue Sterling el que dio la puntilla al partido en el tramo final y frenó la reacción kosovar, que irrumpió con entusiasmo en el duelo y que dispuso de la primera ocasión cuando Atdhe Nuhiu efectuó un remate de cabeza que detuvo el meta del Burnley Nick Pope.

Reaccionó el conjunto de Gary Southgate al cuarto de hora con un tiro de Sterling desde la frontal que detuvo el meta Arijanet Muric. Después llegó otra de Callum Hudson-Odoi que también frustró el portero local que milita en el Nottingham Forest.
Pero pasada la media hora llegó el primer tanto. En un pase de Alex Oxlade Chamberlain que cedió el balón a Harry Winks. El jugador del Tottenham dejó en evidencia a la zaga local y llevó la pelota a la red.

Tras el descanso intentó reaccionar Kosovo a base de orgullo. Pero sus carencias en defensa son notables. Harry Kane tiró al palo a la hora de juego. Y en el tramo final Inglaterra redondeó su goleada. Entró en acción Sterling. Un pase suyo mal despejado por Amir Rrahmani dejó la pelota a Kane, que lo empujó a la red.

Después, otro pase de Sterling, en el momento preciso, fue culminado por Marcus Rashford, que salió en la segunda mitad. Y en el tiempo añadido, Mason Mount se sumó a la fiesta después de que Sterling robara un balón a la zaga local.