“Yo Voto Libre”



          Bien, muy bien por la campaña “Yo voto libre” que el Instituto Nacional Electoral (INE) acaba de subir a los medios de comunicación masiva, puesto que no sólo promueve la importancia de votar el próximo 2 de junio como en otras difundidas con anterioridad, sino también aconseja no vender su voto, ni dejarse presionar por funcionarios que ofrecen despensas o vales de materiales de construcción, pero sobre todo denunciar la coacción del voto.

          La campaña del INE resulta oportuna porque día a día se conocen quejas por parte de empleadas y empleados del gobierno estatal que denuncian las amenazas que reciben de sus jefes directos, sin embargo no se atreven a delatar estos atropellos ante las autoridades electorales.

          Temen ser víctimas de represalias más graves que el sólo hecho de ser despedidas y despedidos, puesto que algunos no descartan la posibilidad de ser acusados por el desvío de recursos públicos, entre otras posibles delitos por no acatar las indicaciones de sus jefes directos.

          La inducción del voto ha llegado a otros niveles en la entidad, ya que antes las empleadas y los empleados sólo presentaban una lista de 20 personas cercanas que se habían comprometido a votar por el PRI, pero ahora reciben amenazas que en caso de que pierda el PAN serán despedidos en forma inmediata.

          “Antes de quejaban de que el PRI convocaba a empleadas y empleados a reuniones partidistas para promover el voto, pero ahora resulta peor porque te obligan a ir y no te dan nada, ni siquiera las gracias”, coincidieron en señalar.

          Y agregaron: “Luego de asistir a las reuniones partidistas del PRI te daban algunos incentivos, como vales de gasolina o permisos laborales, pero ahora sólo te amenazan a cada rato porque creen que de esta manera aseguran el triunfo del PAN el próximo 2 de junio”.

          De ahí la importancia de la campaña del INE denominada “Yo voto libre”, debido a que busca concientizar a la ciudadanía de no vender su voto, ni mucho menos dejarse coaccionar para votar por algún partido en especial, sin embargo todavía no existe la confianza necesaria para presentar una denuncia formal ante las autoridades electorales.

          Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador sorprendió ayer en su tradicional conferencia matutina en Palacio Nacional, pero no porque haya dado a conocer los nombres de los altos mandos de la Guardia Nacional porque ya había anunciado que esta semana los daría, sino más bien porque el comandante de esta corporación fue el general brigadier Luis Rodríguez Lucio en lugar del general de división Víctor Hugo Aguirre Serna, como se había manejado en varios medios de comunicación masiva.

          El general Rodríguez Lucio tendrá el apoyo de un Estado Mayor integrado por el general de brigada Xicoténcatl de Azolohua Núñez Márquez, representante de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el contralmirante Gabriel García Chávez, representante de la Secretaría de Marina (Semar) y la comisaria general Patricia Rosalinda Trujillo Mariel, representante de la Policía Federal (PF).

          Lógicamente que la presentación de los militares que se harán cargo del funcionamiento de la Guardia Nacional fue duramente cuestionada por dirigentes y legisladores de la oposición, sobre todo del PAN y del PRI, quienes anunciaron que presentarán amparos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

          Se espera que no se equivoque el presidente López Obrador en confiar que los militares den los resultados esperados con la Guardia Nacional, debido a que urge disminuir los altos índices de criminalidad en el país, sobre todo en municipios en donde un día sí y otro también la delincuencia organizada realiza bloqueos y se enfrenta a las corporaciones de seguridad, como es el caso de Reynosa.

          En otro tema, el ex-dirigente se la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Enrique Meléndez Pérez, participa en forma activa en la organización de asambleas estatales de la agrupación política “Redes Sociales Progresistas” (RSP), que impulsa su mentora Elba Esther Gordillo Morales, quien desea tener un nuevo partido político luego de la desaparición del Partido Nueva Alianza (PANAL).

Meléndez Pérez estará mañana sábado en Cintermex de Monterrey, junto con el yerno y el nieto de la maestra Gordillo Morales, Fernando González Sánchez y René Fijiwara Montelongo, respectivamente, a fin de crear la delegación estatal de las RSP en Nuevo Léon.

Esperan la asistencia de sus seguidores y simpatizantes para cumplir el número de afiliados que les exige el INE, a fin de obtener el registro de las RSP como nuevo partido político y poder participar en las elecciones del 2020.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com