Van “gallos” a alcaldes



El pasado sábado quedó oficializada la lista de priistas aspirantes  a Presidente Municipal de los 43 municipios tamaulipecos.

Electos por Convención de Delegados y por Designación Directa (dedazo) como lo indica la convocatoria tricolor.

Y desde Reynosa, el “pastor” de los priistas tamaulipecos, Sergio Guajardo Maldonado, envió un mensaje de que hubo “armonía y unidad priista”.

De esta manera los susodichos recibieron la Constancia que validan la candidatura.

Fue el propio “Checo” Guajardo que entregó en mano el documento al doctor Serapio Cantú Barragán, por Reynosa, y Juan Diego Guajardo Anzaldúa, en Río Bravo.

Pero se cuidó de ocultar los titubeos para designar el “gallo tricolor” en Nuevo Laredo, Matamoros, Tampico, Altamira, Ciudad Victoria y Madero.

Hasta al final hubo negociaciones ante el revuelo que traían los tricolores

En “la bola” van varios alcaldes priistas en pos de la reelección.

Guajardo Maldonado destacó que con los candidatos a las nueve diputaciones federales; las dos senadurías y los candidatos a las alcaldías, el Partido Revolucionario completa la fórmula ganadora en Tamaulipas y que se sumarán de lleno con José Antonio Meade Kuribreña, candidato a Presidente de la República.

Uno de los “peros” lo aceptó el presidente de la Comisión Estatal de Procesos Internos, Jaime Elio Quintero García, en el municipio de Mier, donde no existieron las condiciones  necesarias para llevar a efecto los trabajos del proceso interno para la selección y postulación de candidato. 

El Comité Directivo Estatal  procederá en los próximos días para garantizar la equidad de género, designará a la candidata que participará en la elección en esa ciudad fronteriza.

Y como corolario del momento festivo del priismo tamaulipeco es que el líder nacional, Enrique Ochoa Reza, se acordó que en el mapa está Tamaulipas y se dignó mandar un delegado, en la persona de Jesús Hernández Peña.

Ya hay apuestas a que muchos de los seleccionados son nada más y nada menos que “nacidos para perder”.

Nombre…nombres….ya se citarán aquí.

 

DISCIPLINADOS.-Ya que hablamos de titubeos, en Nuevo Laredo, tal parece que a última hora lograron “disciplinar” a los líderes de los sectores  Obrero y Popular porque en la entrega de la Constancia a Daniel Peña Treviño tuvieron que mostrar “caras alegres” Félix Alemán, de la CTM y el líder rebelde de la CNOP, Benjamín García Marín.

No en balde les aplicaron aquella máxima de “tuvieron que tragarse el sapo sin hacer gestos”.

El que de plano no se presentó al “jolgorio priista” fue Luis Eduardo Martínez López, líder de los trabajadores maquiladores.

Cuando mucho medio millar de priistas neolaredenses aguantaron estoicamente el calorón sabatino mientras que Daniel Peña pronunció su mensaje de 23 minutos, con nada novedoso, con frases trilladas, casi sin emoción, cual ritual obligado. Y nada más.

Y es que el discurso no ha sido el fuerte de Peña Treviño.

Tampoco se le vio muy entusiasmado a Eliseo Castillo Tejeda quien tendrá que dirigir el barco.

De personajes destacados, en primera fila la ex alcaldesa Antonia Mónica García Velázquez de quien dicen aparecería en la planilla para una Regiduría, o sea, que regresa a la política pero en la “infantería”.

Lo bueno es que no se apareció  para hacer “show” Javier “Pipo” Peña Osornio a quien “batearon” en su registro a la tan ansiada Alcaldía neolaredense.

En esta ocasión Peña Treviño no fue “arropado” por Yahleel Abdala Carmona, candidata a Senadora.

El trabajo que le espera al líder electricista es enorme ya que intentará recuperar la Presidencia Municipal, en dos ocasiones en manos del Partido Acción Nacional y con muchas probabilidades de una tercera ocasión.

Lo que consuela a Peña Treviño es que el priismo tiene dos cualidades fundamentales: tiene estructura sólida y es disciplinado. 

Y eso cuenta mucho con respecto a otros partidos políticos, como por ejemplo MORENA y el propio PAN, en Tamaulipas.

...Y Punto

Correo: primitivo@primitivolopez.com