Urgen Buenos Candidatos



Desde la perspectiva de los electores, sí, los partidos políticos nombran ya a sus candidatos a las diputaciones locales que se disputan en las votaciones del dos de junio venidero, ni les preocupa y tampoco les ocupa, más bien desearían que los dirigentes se tomarán el tiempo necesario para postular personas buenas.

Además, la Legislación electoral tiene plazos y mientras no los rebase, cualquier ejercicio que sirva para seleccionar a los mejores, se reflejará en sufragios.

Es también a través de la perspectiva de los ciudadanos que es manifiesta la idea nutrir con personas más preparadas la Legislatura tamaulipeca, por eso, cualquier esfuerzo que supere a los caprichos políticos o la terquedad de quienes mandan en los partidos que, debe de crecer desde el nivel escolar, del debate y de la calidad legislativa.

Es probable que los votantes vean más allá de los colores para votar el dos de junio y que la falta de gente preparada para las candidaturas da lugar a que muchas curules se ocupen con personas que jamás aportarona las actividades legislativas, ya que llegaron a ellas de forma circunstancial.

Hay mucho de cierto si consideramos que, cuando el PRI comenzó a ceder terreno a sus adversarios, en primera los que derrotaron al tricolor, ni siquiera llevaron a cabo campañas y los hubo que se enteraron de sus triunfos por las noticias en los medios de comunicación.

Otros de manera simple le fallaron al asunto, porque los seleccionaron para participar porque registraban bien para las fotos de las campañas y desde los posters darían la batalla a quienes eran conocidos por los votantes.

El caso extremo de este tipo de situaciones fue la renuncia a la candidatura de la presentadora de noticias en una televisión del sur de la entidad, que renunció porque no estaba preparada para realizar actos de campaña por tanto el partido que la postulaba tuvo que cambiar de prospecta y lo hizo con la suplente, Olga Sosa Ruiz, que ahora es Diputada Federal por Tampico.

Obvio, en el momento que la presentadora de televisión Marcela Treviño Unda, se dio cuenta que hizo mal, trató de recuperar la postulación, pero, ya era demasiado tarde y estaba fuera de la jugada, incluso el partido ganó con su renuncia, porque llevó a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión a una mujer que tiene mejor desempeño, porque tiene experiencia Legislativa en virtud de haber formado parte de la Legislatura local de la entidad.

Muchos suponemos que la definición de las candidaturas a diputados locales, por las dirigencias de los partidos políticos está en su punto álgido y que aquellos que jugarán solos porque las coaliciones ya no funcionaron al cien por cien, quedarán expuestos a la carencia de votos, algo que a posteriori permitirá que enfrenten su realidad social verdadera.

Sin el PAN, quién sabe cómo le irá al Partido Movimiento Ciudadano, máxime si tomamos en cuenta que algunos grupos internos creen que pueden hacerla sin el capital político del matamorense que fue alcalde de Victoria Adolfo Cárdenas Gutiérrez, el mimo que, con sus votos logró posiciones plurinominales tanto en las diputaciones como en las sindicaturas de muchos municipios de Tamaulipas.

Situación similar pasará con el Partido Verde Ecologista de México, sin la mancuerna que ha realizado con el PRI en los últimos cuatro procesos electorales tanto federales como locales.

Los presidentes del PAN y del PRI, Francisco Elizondo Salazar y Yahleel Abdalá Carmona, tratan de no caer en las presiones de grupos internos, por la lucha que deben de librar respecto a las designaciones de los candidatos, en el caso del primero, debió de salir en defensa del trabajo de auscultación que lleva a cabo distrito por distrito y aseguró que nadie de las personas cuyos nombres de anotan en medios y redes sociales, tiene asegurada la candidatura.

Ella por su lado, ordenó a sus colaboradores descalificar la aseveración de que, los espacios en el listado de candidaturas plurinominales ya se los habían agandallado ellos y subrayó que están en proceso de análisis para saber el tipo de candidato requerido en cada uno de los 22 distritos de mayoría que están en juego

Mención aparte tiene el Partido Regeneración Nacional, cuyos dirigentes no deben cerrar los ojos y creer que, por ser el partido en el poder a nivel nacional, pueden quedarse con la mayoría en el Congreso de Tamaulipas.

El efecto López Obrador en las urnas, sirvió por más de tres lustros para posicionar en cargos plurinominales a amucha gente y de hace muy poco para acá, saborearon las mieles de ganar puestos de mayoría.

Pero, sin el efecto López Obrador, no sean calado al cien por cien, así que, la elección local de este 2019, les dará una sacudida, por la cual deben de responder los manejadores del partido, no, de quienes están en la administración federal y la municipal de dónde hayan ganado el año pasado.

Esto quiere decir que, tampoco se trata de que, el alcalde de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, ponga los tres candidatos a diputados locales de su municipio, porque, es la dirigencia de su partido el que debe decicir.

Hasta el momento se puede decir que la definición de las candidaturas de Regeneración Nacional, se hará a través de los manejadores del partido y no mediante el súper delegado del Gobierno Federal, José Ramón Gómez Leal.

Una cosa más desde la perspectiva de los votantes, ellos están en contra de la nominación de candidatos repetidores o aquellos que se cambian de partido el mismo año de las votaciones, ante la deducción sencilla de que, no salen de los mismos nombres, a pesar de que, en su haber tienen hasta derrotas electorales.

La gente que vota quiere ver caras nuevas y desprovistas de sed enriquecimiento por su desempeño en la función pública, quieren que jóvenes de todos los partidos reciban la oportunidad de ser votados y que los espacios para las mujeres se respeten al cien por cien, no solo por lo previsto en la Ley, más bien porque se generen oportunidades reales para ellas.

Será menester de los partidos esperar el tiempo adecuado para dar con el perfil de candidatos que los votantes quieren, porque aspiran a valorar cada persona que se postule y que su participación en las urnas se haga a base de la verdadera competencia política y de propuestas.

Existe la creencia de que, la competencia ideológica tardará mucho en estar de nuevo en las urnas ya que, son otros criterios a tomar en cuenta.