Unos corretearon la liebre…
Por: Rosa Elena González | 2018-07-11 02:22:57

 

Unos corretean la liebre y otros sin correr la alcanzan, así reza el viejo refrán haciendo alusión a que muchas veces unos trabajan para lograr un objetivo y otros sin hacer nada, pero que por obra y gracia del destino, las circunstancias o su buena suerte, obtienen el premio.

 En política es donde más aplica ese refrán, para muestra lo sucedió este primero de julio donde la marea guinda de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR subió y cargó con muchos personajes que por sí solos no hubieran ganado nada

 AMERICO VILLARREAL es la muestra de ello, tuvo una campaña menos intensa, mientras que ISMAEL GARCIA CABEZA DE VACA  incluso  YAHLEL ABDALA se aplicaron a fondo en territorio.

Es decir, el candidato del PAN y la candidata del PRI corretearon más la liebre que AMERICO que sin mucho correr la alcanzó.

Pero no solo sucedió con los de MORENA, también aplica a otros personajes, para muestra está el caso de MARIO RAMOS quien por sí solo no hubiera ganado la Diputación pero le sirvió que iba colgado de ISMAEL GARCIA CABEZA DE VACA.

Aquí en el V Distrito ALEJANDRA CARDENAS hizo una campaña más activa y vistosa que el candidato del MC.

Cierto es que hubo candidatos que sudaron la camiseta, recorrieron territorio, le hablaron a la gente de frente, todos los días se les veía haciendo campaña, además le invirtieron dinero, mientras otros no se gastaron un peso, ni se les vio haciendo proselitismo y resultó que fueron los que se llevaron el premio mayor, se quedaron con alcaldías, diputaciones y hasta senadurías como es el caso de AMERICO VILLARREAL y GUADALUPE COVARRUBIAS.

Donde no aplica el dicho es con ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, él ya tenía más de 12 años correteando la liebre hasta que por fin la alcanzó, cansado pero la alcanzó y será el Presidente de México más votado de toda la historia.

Buena parte de los mexicanos votaron por él y debemos darle todos un voto de confianza, ya no es el candidato, ya será nuestro presidente y como tal se le debe respetar, claro, también cuestionar, pero como dijera la nana Goya, esa es otra historia que a medida que transcurra el tiempo y se vean los aciertos o desaciertos iremos contando.

Hoy la cuestión es que en política aplica bastante bien el refrán popular que reza “Unos corretean la liebre y otros sin correr la alcanzan”, en el proceso electoral que recién pasó y donde aún hay impugnaciones es la muestra.