Un año más pide AMLO



 

UN AÑO MÁS, PIDE AMLO

 

 

 

          Luego de reconocer el fracaso que ha tenido en materia económica, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió un año más para lograr la llamada 4° Transformación, sin embargo el panorama no es nada halagador porque se podría complicar el crecimiento esperado ante el retraso de la firma del Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

 

          Con el estilo belicoso que lo ha caracterizado, el Jefe del Poder Ejecutivo Federal aseguró que dentro de un año se logrará una “nueva patria” porque los conservadores ya no podrán revertir los cambios impulsados, pero son precisamente estos cambios los que han deteriorado la economía y el bienestar de la sociedad mexicana.

 

          Antes, con todos los actos de corrupción denunciados y supuestamente perseguidos en el sector salud, los pacientes acudían a los centros hospitalarios y eran atendidos, incluso nunca batallaron para surtir sus recetas y hasta recibían medicamentos considerados de alta especialidad.

 

          Ahora, no hay ni siquiera materiales de curación para atender a los pacientes que acuden a clínicas y centros hospitalarios, además se carece de medicamentos del cuadro básico, como es el caso de las vacunas para los niños y de insulina para los enfermos de diabetes, entre otros.

 

          Y no se diga para enfermedades más graves, como es el caso del cáncer en niñas y niños, cuyos padres han tenido que salir a las calles para ser escuchados porque sus hijos no reciben los medicamentos que requieren en sus respectivos tratamientos.

 

          En el rubro de crecimiento, las cifras oficiales que han dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Banco de México (Banxico) señalan que la economía se encuentra estancada, incluso hay signos evidentes de recesión aunque no se quieran reconocer, pero la pérdida del poder adquisitivo es evidente porque las amas de casa compran menos productos de la canasta básica para alimentar a sus familias.

 

          A propósito, varios analistas financieros, fervientes seguidores de López Obrador, afirman que ha mejorado el poder adquisitivo de la población, como se pudo constatar en la pasada etapa de “El Buen Fin”, ya que se superó en casi un 20% la meta de ventas de 118 mil millones de pesos.

 

          Nadie pone en duda que se logró superar la meta de la 9° etapa de “El Buen Fin”, pero el 90% de las ventas se hicieron a crédito, por lo que los ansiosos compradores, que supuestamente aprovecharon las ofertas, se quedaron con las deudas que deberán de pagar a partir de marzo del 2020.

 

          Algunos tarjetahabientes confían en que la suerte este de su lado y sean los beneficiados del sorteo organizado por el Sistema de Administración Tributaria (SAT), cuyas bases indican que a partir del pasado 29 de noviembre se podrán verificar las operaciones de compra que participarán en la siguiente página de internet: www.gob.mx/sorteoelbuenfin

 

          Los tarjetahabientes podrán consultar si se hicieron acreedores a que el SAT les devuelva el monto de sus compras con tarjetas de crédito o de débito, incluso si es el beneficiario al premio mayor del SAT que asciende a 250 mil pesos.

 

          El sorteo del SAT se realizará el próximo jueves 5 de diciembre a las 12 horas en las oficinas centrales del organismo, cuyos resultados en la página de internet antes mencionada a partir del 7 de diciembre.

 

          De regreso con López Obrador que pide un año más para dar los resultados que espera la sociedad mexicana, no hay duda de que la economía se encuentra estancada, pero la falla más grande ha sido la política de “abrazos, no balazos” porque sigue creciente la violencia a lo largo y ancho del país.

 

          El número de víctimas de la violencia desatada por el crimen organizado crece día a día, como acaba de suceder el pasado fin de semana en Villa Unión, Coahuila, en donde murieron 21 personas, entre ellas 4 policías y funcionarios de la alcaldía, entre otras.

 

          Y todo parece indicar que en diciembre del 2020 continuará la ola de violencia si el presidente López Obrador se aferra a la política de “abrazos, no balazos”, aunque ahora tiene en contra el amague del presidente Donald Trump de considerar a los narcotraficantes mexicanos como “terroristas” en caso de que no mejore la seguridad en el país.

 

          Se espera que el político tabasqueño ceda como cuando el magnate neoyorquino amenazó con imponer aranceles a las exportaciones mexicanas si no frenaba las caravanas de inmigrantes centroamericanos que se dejaron venir luego de la política de “puertas abiertas”, cuya decisión ha provocado serios problemas tanto económicos como sociales en estados fronterizos del norte del país.

 

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com