Transición



 

En unos días más, los 43 alcaldes electos, salvo en aquellos municipios donde se dio la reelección, definirán sus equipos de transición para los actos de entrega recepción de los Ayuntamientos.

Esa situación, que debería ser ordinaria, genera algunas tensiones en los Ayuntamientos que van de salida,  en particular cuando no hicieron bien su trabajo administrativo.

Sin embargo, también se producen roces por las posturas fiscalizadoras y de acoso que se dan por parte de quienes van a recibir las oficinas de las diversas áreas.

Hay de tensiones a tensiones. Las mayores son en los municipios donde además de alternancia partidista para el ejercicio del poder, se dieron rivalidades y enconos en las campañas políticas.

Habrá casos como los Ayuntamientos en donde sus titulares buscaron la reelección y  trataron de cerrar el camino a sus adversarios  e incluso no conformes con los resultados recurrieron a la impugnación ante los tribunales electorales locales y federales.

En esa circunstancia aparecen los municipios de Ciudad Madero y Tampico donde las rivalidades entre los alcaldes Andrés Zorrilla  y Magdalena Peraza con sus sucesores Adrián Oseguera y Jesús Nader, son más que evidentes. 

Ahí saltarán chispas y veremos seguramente investigaciones profundas en el manejo de los recursos públicos por los alcaldes salientes y sus colaboradores.

También será complicada la transición en Río Bravo, pues durante la campaña saltaron chispas entre los equipos de Diego Guajardo Anzaldúa y  Carlos Ulivarri.

Incluso habrá transiciones ríspidas entre equipos de un mismo partido por el origen antagónico de los grupos, como los casos de Tula y El Mante.

En cambio, muy aterciopeladas se esperan las transiciones en municipios como Xicoténcatl, donde el alcalde con licencia Vicente Verástegui Ostos, virtual diputado federal, entregará a su esposa Noemí González;  o en Villa de Casas  donde el asunto será entre hermanos.

  No tendrán problemas porque lograron la reelección los alcaldes panistas Enrique Rivas, de Nuevo Laredo; Roberto González, de Mier; Maki Ortiz, de Reynosa; José Ríos, San Fernando; Alma Laura Amparán, Altamira; Guillermo Verlage, de González.

O los albiazules, Eduardo Alvarado, en Padilla;  Francisco López , en Gómez Farías;  Héctor de la Torre el independiente de Llera;  o las priístas Yésica Selvera, en Abasolo; Sandra Benavides, en San Nicolás; Marisela Rodríguez, en Bustamante.

Tersa, a pesar de la alternancia se aprecia hasta el momento en municipios como Victoria, Matamoros, Valle Hermoso, Miguel Alemán, Güémez y Ocampo.

Habrá que ver el curso que siguen las cosas una vez que empiecen formalmente los procesos de entrega-recepción.

Saludable sería que las nuevas administraciones entraran a tambor batiente a atender y resolver los problemas ordinarios de los municipios.