Torpe decisión



Vaya alboroto que provocará, de ser cierta, la cancelación de los “Foros  Escucha por la Pacificación y Reconciliación “ que se realizan el país y de los cuales faltan cinco.

Tomar una decisión así en un tema tan delicado y sensible sería un grave error de la que aspira a ser una administración federal por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo.

Y es que en la cancelación de esos eventos aparecen los programados para Veracruz, Sinaloa, Tabasco, Morelos y Tamaulipas.

Estados en los que el fenómeno de la inseguridad está muy candente y habría que escuchar necesariamente a los ciudadanos.

De acuerdo al calendario de los organizadores de los foros previstos para este mes de octubre, serían los días 9, 11, 16, 18 y 22 en las ciudades de Xalapa, Culiacán, Villahermosa, Cuernavaca y Ciudad Victoria.

En el caso del relativo a Tamaulipas se incluyó  como el final, porque no estaba en la agenda y nuestra entidad no podía quedarse fuera.

Hay  todavía una esperanza de que se desarrollen, pues quien anunció la cancelación fue el Senador de MORENA por Sinaloa, Rubén Rocha Moya.

Y la justificó con que su homólogo y futuro Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, tomó  esa decisión para avanzar con la organización de la institución y las iniciativas de ley. 

Aclaró que no se suspenden por asuntos de logística o la inseguridad de las regiones.

Y revela que el grupo de transición se mueve casi sin recursos, por lo que no tiene la capacidad de atender los foros y la organización de la futura Secretaría de Seguridad.

Sin embargo, dejan abierta la ventana del sitio web para recibir las propuestas y reflexiones de los ciudadanos, expertos y agrupaciones que deseen participar.

Hay que recordar que se han realizado 16 foros en diversas regiones del país.

En el primero de ellos, celebrado en Ciudad Juárez, estuvo el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, acompañado del gobernador panista Javier Corral Jurado.

Y la población se desbordó por el malestar severo que existe por todos los efectos del fenómeno, derivado de los altos índices delictivos y la impunidad con que operan las bandas.

Luego siguieron en las ciudad de Torreón, Morelia, Acapulco, Ciudad Cuauhtémoc, Toluca, Tijuana, Monterrey, Saltillo, Cancún, Tlaxcala-Puebla, Nezahualcóyotl, Guadalajara, León, Phoenix y Oaxaca.

Aunque ya no acudió el mandatario electo, el tono de los foros siempre fue ríspido, pues se trata del principal problema nacional y la sociedad exige respuestas a las desapariciones, seguridad y justicia.

Solo para recordar la situación de Tamaulipas, el pasado viernes tornó el asunto en Reynosa y Matamoros con marchas de maestros que exigen garantías para realizar su labor, pues denuncian que las bandas penetraron a las escuelas.

Habrá que ver que dicen esta semana en forma directa Alfonso Durazo y López Obrador.

El 24 de octubre, se realizará la reunión nacional para la entrega de resultados sobre la estrategia de política pública que ayude a lograr la pacificación al nuevo gobierno.

La escucha debe ser en todos los rincones del país. Tamaulipas no puede dejarse sin voz. Igual que Veracruz, Sinaloa y Morelos que padecen el mismo cáncer.