Tercer y último debate
Por: Alejandro Govea Torres | 2018-06-11 03:01:28

 

 Como nunca antes el tercer y último debate presidencial ha despertado el interés de la sociedad mexicana ante la posibilidad de que los candidatos se olviden de las propuestas y se enfrasquen en una serie de denuncias y acusaciones para desprestigiar a sus adversarios, sobre todo ahora que Ricardo Anaya Cortés no dejará pasar la oportunidad para insistir en que Andrés Manuel López Obrador ya pactó con el Presidente Enrique Peña Nieto para tratar de frenarlo porque es el único que puede vencer al político tabasqueño que sigue al frente de las preferencias de los ciudadanos que participan en las encuestas.

Aunque el formato del tercer y último debate presidencial, que se llevará a cabo mañana en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, consiste en que los candidatos responderán 15 preguntas de las más de 11 mil que enviaron ciudadanos a través de las llamadas redes sociales, se espera un encuentro sumamente candente porque seguramente López Obrador desafiará a Anaya Cortés para que aclare la conversación en donde el hermano del empresario queretano Manuel Barreiro Castañeda afirma que si llega a la presidencia de la república se “abrirá el cielo” para ellos y sus socios.

Y en ese sentido el candidato de la coalición “Por México al Frente” deberá de responder porque existen aspectos oscuros en torno a la venta de la bodega que era de su propiedad a través de la empresa Manhattan Master Plan Development del empresario Barreiro Castañeda, cuyo chofer firmó las actas constitutivas como uno de los socios inversionistas.

Como se recordará, Anaya Cortés dijo primero que no conocía a Manuel Barreiro Castañeda, pero luego de varias evidencias presentadas no tuvo más remedio en reconocer que efectivamente sabía de su existencia, pero que no había tenido ninguna relación de negocios con él.

 Ahora también afirma que no conoce a Juan Barreiro Castañeda, hermano de Manuel, que salió en el video conversando con una empresaria con acento argentino, sin embargo puede suceder que alguien presente evidencias para hacerle recordar que sabía de su existencia.

Y de inmediato surge la pregunta: quién será el que saque “los trapitos al sol” de Anaya Cortés. Será el mismo López Obrador que aprovechará la ocasión para vengarse de él, o será Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, quien lo ha conminado en varias ocasiones a que aclare la venta de su bodega.         

Los moderadores Gabriela Warkentin de la Mora, Carlos Puig Soberón y Leonardo Kurzio Gutiérrez, tendrán que emplearse a fondo para evitar que se salga de control el tercer y último debate presidencial.

En otro tema, vaya vericueto que se ha creado con extraña alianza entre el PAN y el PRD para formar la coalición “Por México al Frente”, ya que ni los panistas saben cuáles son sus candidatos ni mucho menos los perredistas aceptan las imposiciones desde la dirigencia nacional del partido del Sol Azteca, como sucede con la diputación federal del VII distrito electoral en Madero.

 El convenio que se hizo señala claramente que la nominación del candidato a la diputación federal sería para un militante del PRD, pero en el caso en que ninguno fuera competitivo se designaría a un ciudadano distinguido y con solvencia moral, pero sin ningún recato ni vergüenza se nombró a Zeferino Lee Rodríguez, quien tiene una larga trayectoria en el PAN.

El colmo fue que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que preside la magistrada Janine Otálora Malassis, le devolvió la candidatura a Lee Rodríguez para que contienda por la diputación federal del VII distrito electoral en Madero.

Por otra parte, maestros y empleados de la Secretaría de Educación en Tamaulipas (SET) esperan que ahora sí les paguen las quincenas que se les adeuda luego de que fue solucionado la falla del sistema, según el titular de la dependencia, Héctor Escobar Salazar.

El compromiso fue que hoy a más tardar recibirían las quincenas que les adeudan, así como también el incremento salarial que se les concedió, sin embargo no confían en la palabra de Escobar Salazar, quien insiste en culpar a las anteriores administraciones a pesar de que ya lleva dos años al frente de la SET.

Si bien es cierto que había muchas irregularidades, como el pago de cientos de “aviadores”, no se vale que siempre se escude con el pasado para tratar de justificar sus fallas u omisiones que perjudican a maestros y empleados al no recibir sus sueldos en tiempo y forma.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com