Tamaulipas bajo fuego



 

 

Bien pudiera ser la zaga, la tercera parte de la película dirigida por Gerard Butler, en donde en la primera entrega es la Casa Blanca, en Washington no la de las Lomas de Reforma, la que se ve atacada por terroristas y en la segunda parte es Londres que está “bajo Fuego”.

Tamaulipas creo bien puede dar continuidad a esta serie ya que desde hace varias semanas obscuros intereses externos y seguramente internos se encuentran de manera consistente golpeando a nuestra entidad.

Fuimos objeto de primeras planas en todos los medios nacionales y en algunos extranjeros esta semana anterior, fue mencionado sobre todo el cobarde asesinato del periodista Héctor González Antonio, a quien conocí en vida ya que le tocaba cubrir la fuente empresarial y sus representaciones y de quien bien puedo recordar era confiable y veraz, la nota la transmitía de acuerdo a su sentido sin agregar o quitar algo.

Cobardía auténtica cual hubiera sido la razón de su asesinato, pero de comprobarse que fue por su actividad periodística sería uno más de los comunicadores que pierden la vida, haciendo de la labor periodística en México la segunda de mayor riesgo en el mundo.

Alguien gana o cree ganar golpeando sistemáticamente a Tamaulipas y a su gobierno estatal, sin embargo el daño y las consecuencias las pagamos todos, y solo hace ver que alguien quiere “calentar” al estado en este proceso electoral.

Y si bien son hechos irrefutables los de Matamoros, Nuevo Laredo,Victoria y Reynosa que es de diario, el periodismo debe dar cuenta de ello e informar a la sociedad, mas se percibe orquestado este golpeteo empujado principalmente por un medio nacional con asentamiento en el norte del país.

Tamaulipas está bajo fuego, está en la mira de alguien a quien le interesa desestabilizar a la entidad, sembrar el caos y el terror, así como imponer un sello o estigma negativo de esta entidad.

Por lo mismo debemos los tamaulipecos empeñarnos en hablar de las muchas cosas buenas que todos los días suceden y exigir al gobierno haga su parte para que se acote la posibilidad de que eventos tan reprochables como la muerte de Héctor, o el asesinato de cinco sexoservidoras o la desaparición de migrantes, el secuestro de jóvenes de bien y los asesinatos que diariamente se dan, incluso como el de Matamoros con saña inaudita que ni los animales harían se repitan.

“Hablar con seriedad” del tema de seguridad fue el mensaje que un candidato le envió a los otros tres que compiten por la presidencia de la república, ya que la sociedad en general solo escucha ocurrencias, palabras vacías que todos bien sabemos no se podrán lograr.

Sobre todo no se escucha una sola voz que se haga responsable de los miles de asesinados cada mes, de detener las extorsiones y los secuestros, no se escucha un plan congruente, aterrizable para revertir lo que hoy es la principal preocupación de los mexicanos.

Los candidatos de todos los partidos proponen aumentar el gasto en cultura, en deportes, en becas para cada segmento de la población, proponen invertir en capacitación y todo tipo de compromisos, sin embargo en seguridad e impartición de justicia todos lo abordan sin quererse comprometer, sin atinar a dar en el clavo.

Deben hacer un ejercicio serio y responsable, aun hay tiempo de campaña, y quien mejor de un diagnóstico y proponga una solución puede ser el ganador.

En otro orden de ideas, miente quien quiere desvirtuar el nuevo arancel al acero y al aluminio que impuso Donald Trump, el efecto será inmediato y sus efectos aun no se pueden cuantificar, pero serán graves, sin embargo se debe aceptar que todo lo que ha expresado lo ha cumplido o dado la pelea hasta el último momento para cumplirlo el presidente americano, así que podemos anticipar que dará inicio en los próximos días al procedimiento para dejar el NAFTA si no ceden a su capricho de aumentar el contenido nacional en la fabricación de vehículos y renegociar cada cinco años el tratado.

El golpe más duro de este nuevo arancel lo recibe Canadá, y no creo que ese país ceda tan fácil a las exigencias de Trump, así que se ve difícil rescatar al TLC.

En el viejo mundo, España pone el ejemplo de cómo acabar con un “presidente” cuestionado por corrupción, en México podemos tener la certeza de que es un deshonesto el presidente, como lo es y le permite el sistema que lo apuntala terminar su período para que todos los proyectos de todos puedan robar también su parte, por ello la impunidad es la madre de la corrupción y de los males que como país nos aquejan.

Para rematar, estamos a menos de un mes de conocer quién será el nuevo presidente y los mercados cada día están más recelosos, así como en Tamaulipas se vive una sensación de luto permanente por el amigo o familiar que fue asesinado, sin embargo hablemos bien de las cosas que todos los días suceden.