Tamatán



 

El nombre como el título de hoy, adquiere su significación cuando se relaciona con el estado de Tamaulipas, particularmente con la capital, Cd. Victoria, pero en realidad más se relaciona con el Municipio del Mante.

Por cierto la palabra ‘mante’ viene del lenguaje tének, que se forma con dos raíces ‘man’, que significa ‘amarillo’ y ‘te’, que significa ‘palo’ o ‘árbol’; por lo tanto Mante simboliza ‘árbol amarillo’. No olvide que El Mante también es un fruto, originario de Yucatán y Centro América

La región que hoy se conoce como El Mante, fue conocida por su nombre huasteco de los "Cinco Potreros de Tamatán", ésta última palabra en lengua ‘Tenek’ o huasteca significa Lugar de Canoas.

Quizá el nombre de la calzada de Tamatán viene como homenaje a esa región. Hace algunas décadas, por esa vía se llegaba o se despedía de Cd. Victoria; la misma canción El Cuerudo -himno victorense-, habla del ranchero que viene de Tula, vía Jaumave, para ver a la novia y piensa casarse en la Iglesia de Tamatán.

Los victorenses maduros seguro recuerdan a los normalistas que caminaban por la calzada para llegar o salir de esos emblemáticos edificios que conformaban la Escuela Normal Rural Lauro Aguirre o Normal de Tamatán, identificada como centro formador de maestros de educación primaria.

Hoy la Calzada Luis Caballero Vargas (1877- 1932), se conoció como la Calzada de Tamatán; existe una colonia del mismo nombre y desde luego, el emblemático Zoológico

La historia refleja que la Normal de Tamatán tiene su origen en 1933, con la fusión de la Escuela Normal Rural de Jaumave, del ejido Los Ébanos y la Escuela Central Agrícola de Victoria.

El trabajo de maestros y alumnos de Normal Rural de Tamatán en muy poco tiempo dio prestigio a la institución junto a la Escuela Normal de Cd. Victoria (fundada en 1889), ahora Benemérita Escuela Normal Federalizada de Tamaulipas.

Las dos escuelas normales de Cd. Victoria en realidad tenían diferencias, la de Tamatán funcionaba como internado formando maestros rurales. La de Victoria estaba clasificada como urbana, sin internado.

Las normales rurales en México dejaron un excelente precedente de disciplina y amor a la docencia, de tal suerte que la Normal de Tamatán dio a la luz una gama de educadores que fueron ejemplo de trabajo en los extensos campos agropecuarios del país, aunque su contexto laboral llegó a las grandes ciudades con éxito.

Por desgracia, el presidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) ordenó el cierre de gran número de normales rurales, entre las que se encontró la Normal de Tamatán, en su lugar nació la actual Escuela Secundaria Técnica No 6 de Cd. Victoria. El viejo edificio actualmente alberga El Colegio de Tamaulipas, además de oficinas administrativas de la Secretaría de Educación del Estado.

La nueva Escuela Normal Lauro Aguirre (1979), del Ejido San José de la Flores, municipio de Guemez, para los exalumnos, es la continuación de la vieja Normal de Tamatán y este sábado 15 de junio, fue la cede de los festejos de esta institución.

A la ceremonia, en el edificio de la Normal de San José de las Flores, estuvo como invitado especial el Lic. Héctor Martín Garza González, Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública, quien recibió la contribución de los ‘Tamataneros’ para el Modelo de Educación, entregado ya al presidente Manuel López.

“Estoy aquí como un homenaje a quienes me enseñaron no nada más mis primeras letras, sino como conducirme en la vida… tengo la convicción que tenemos que hacer de la educación nuestra arma para sacar del atraso a la sociedad tamaulipeca y mexicana…” dijo el alto funcionario de la educación federal.

En un clima cálido por el sol y caluroso de satisfacción, Don Héctor Garza exclamó: “Los tamateños son producto del esfuerzo, de la ‘sapiensa’ del gobierno de la república, hagámoslo porque Tamaulipas todavía tiene mucho que dar…”