Síndrome de Down



Sabía usted, que la ONU, decretó que sea cada 21 de marzo, para celebrar el “Día mundial del Síndrome de Down” para aumentar la conciencia pública sobre ese padecimiento y recordar la dignidad inherente, la valía y las contribuciones de personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades.

De ahí la importancia de realizar acciones afirmativas que contribuyan a generar una inclusión integral de las personas con discapacidad y generar cada vez más acciones afirmativas que colaboren a generar una cultura de respeto a los derechos humanos de todas las personas.

En este sentido el Gobierno del estado, continua impulsando la educación inclusiva, es así que coadyuva   atendiendo a todos los menores que tengan alguna condición de capacidad diferente  en las aulas de los CAM (Centro de Apoyo Múltiple).

Le comento la Secretaría de Educación, actualmente privilegian la atención educativa y especializada atendiendo  a 4 mil 913 alumnos en 61 Centro de Atención Múltiple (CAM) en la entidad.

Y es que, además de  recibir las terapias especializadas,  los alumnos participan en talleres de matemáticas y en el club de lecto-escritura, es decir se les encamina para desarrollar su potencial humano, sin duda que impulsa la instrucción a estos menores para que reciban una educación integral.

Ya se dieron a la tarea de iniciar la autonomía curricular,  y optaron por establecer un huerto del  cultivo de hortalizas en su plantel, en el cual se involucran a los alumnos, en donde se les enseña paso a paso este proceso, así como la elaboración del abono orgánico para este cultivo.

Esta dinámica de instrucción, tiene como objetivos entre ellos, fomentar el acatamiento de indicaciones, la disciplina, valores como la tenacidad, la persistencia, perseverancia y que tengan conocimiento de cómo llevar una alimentación de productos orgánicos para que tengan una vida más  sana.

Debemos de tomar en cuenta, que tener un niño Down en la familia no tiene por qué significar una pena, angustia  o la mala fortuna de que nos haya tocado vivir una situación difícil, tal vez recibir la noticia por primera vez pueda causar cierto impacto, sin embargo debes saber que estos niños son personas extraordinarias, con  talentos innatos y una facultad increíble para amar y prodigar cariño.

Además lejos de lo que algunos podrían pensar, si bien son menores con habilidades diferentes, pueden relacionarse y desenvolverse tal cual lo haría otro niño. Asimismo desde que se estableció el mundo la inclusión de menores Down a los sistemas educativos básicos tradicionales, muchos han logrado graduarse de la secundaria, otros asisten a la universidad y desempeñan importantes trabajos que los ayudan a ser personas más independientes.

Y lo positivo de todo ello es que la población en general está más informada sobre esta alteración cromo somática de los Down y ha aprendido a verlos de una manera más natural, como debe ser, sin hacerlos sentir diferente o generando algún tipo de exclusión.

Sin embargo más que ser aceptados por el resto de la sociedad los infantes con esta anomalía son seres que necesitan y requieren en mayor medida del afecto, la dedicación y el apoyo de su familia, en primer término de sus padres, quienes formar parte de su entorno más cercano y principal.

Como cualquier otro niño, ellos necesitan del amor, de los mimos y caricias, de las peleas con sus hermanos y los juegos con sus amigos, todas estas experiencias lo ayudarán y será el primer paso para su socialización con otros niños y otras personas ajenas a su familia, una vez que ingresen a un centro educativo o de estimulación temprana.

Es innegable que los niños o personas con este síndrome, tienen mucha sensibilidad y es por ello que casi siempre están relacionados a las actividades de arte como  la pintura, la música, el canto, entre otras actividades que los ayudan a explorar y sacar a relucir toda su imaginación, como su creatividad.

Hay algunos que llegan a ser escritores, músicos, fotógrafos y poetas. Cuando a las personas con síndrome de Down se les brindan mayores oportunidades, sus logros avanzan de forma paralela a esas oportunidades.

Con el apoyo adecuado, las personas con síndrome de Down, desde el nacimiento hasta que llegan a ser adultos, finalmente dan mucho más de lo que reciben, haciendo de esta vida un mundo mejor.

gildateran@yahoo.com.mx