Sin Autoridad Moral



El ahora ex-gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, no tiene autoridad moral para venir y exigir que se logre la democratización interna del PRI, cuando él junto con el también ex-mandatario estatal, José Murat Casab, se adueñaron de la dirigencia estatal del tricolor de aquella entidad en el sur del país.

Durante la gestión de Ruiz Ortiz como gobernador de Oaxaca 2004-2010 se cometieron innumerables actos de corrupción, incluso uno de sus principales colaboradores se encuentra preso por un desfalco de poco más de 736 millones de pesos luego de entregar cuatro contratos de arrendamiento de maquinaria a empresas que no cumplían con los requisitos legales.

El colaborador del ex-gobernador oaxaqueño, de nombre Armando González Bernabé, se encuentra preso en el penal Ixcotel, luego que el pasado mes de agosto perdió un amparo que había evitado que fuera encarcelado por desfalco cuando fungió como director de Obras y Caminos de Oaxaca.

Durante la gestión de Ruiz Ortiz se registraron innumerables quejas de distintos grupos sociales a causa de las imposiciones de amigos y cómplices del mandatario oaxaqueño como candidatos del PRI a las alcaldías.

También se le olvida que durante su gestión se cometieron muchos abusos en contra de la sociedad oaxaqueña, sobre todo cuando ordenó reprimir el movimiento magisterial entre el 2005 y 2006, que fortaleció la presencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en dicha entidad.

Y hablando de ex-gobernadores priístas sin autoridad moral, ahora resulta que a Roberto Madrazo Pintado le surgió también el espíritu democrático y en una entrevista de radio aseveró que Andrés Manuel López Obrador estaba arriba de Felipe Calderón Hinojosa en la votación de la elección presidencial del 2006.

La revelación del ex-gobernador de Tabasco y ex-candidato presidencial del PRI en el 2006 alborotó el ambiente político de nuestro país, puesto que fortalece la versión de López Obrador de que había ganado la elección, pero también puso en duda el trabajo realizado por el entonces Instituto Federal Electoral (IFE), que presidió Luis Carlos Ugalde Ramírez.  

De inmediato hubo respuesta a la temeraria revelación de Madrazo Pintado, ya que el ex-presidente Felipe Calderón Hinojosa dijo que era falsa la aseveración del político tabasqueño, en tanto que Ugalde Ramírez aseveró que desconocía el origen de las actas a que se refirió el ex-candidato presidencial del PRI en el 2006.

La confesión del político tabasqueño fue duramente cuestionada en redes sociales, en donde no lo bajaron de oportunista y de traidor, incluso algunos usuarios se atrevieron a señalar que sólo busca granjearse la amistad de su paisano después de que fueron enemigos políticos irreconciliables.

En temas amables, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca fue testigo de honor de la firma de convenio entre el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez y el rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), José Andrés Suárez Fernández, con el propósito impartir una maestría y doctorado en la protección y atención de los derechos humanos en nuestra alma mater.

Desde el pasado mes de julio, el rector Suárez Fernández dio a conocer que la UAT se sumaba a un programa interinstitucional que coordina la CNDH para promover los posgrados en materia de derechos humanos en todo el país.

La idea es que las nuevas generaciones de egresados conozcan los alcances de los derechos humanos, sobre todo aquí en Tamaulipas en donde se registra con mayor intensidad el fenómeno de la migración de personas que buscan llegar a los Estados Unidos para lograr el sueño americano.

La impartición de maestría y doctorado se realizará vía videoconferencias, además tendrá reconocimiento oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), revelaron los asistentes al acto protocolario celebrado ayer en el Centro de Excelencia de la UAT, Campus Victoria.

El presidente de la CNDH, González Pérez aseveró que los posgrados buscan divulgar a profundidad los temas de los derechos humanos, y en ese sentido, buscan aportar respuestas desde la academia a los objetivos de la agenda 20-30 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, el rector Suárez Fernández señaló que la alianza entre la CNDH y la UAT busca preparar a los universitarios con el objetivo de fortalecer la gestión y administración pública, además de formar profesores e investigadores que aporten nuevas ideas a favor de los derechos humanos.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com