“Símbolos del Noreste”



 

La importancia y el valor de rescatar nuestras tradiciones, valores y conjunto de símbolos que nos representan en cada una de las regiones en el país resulta necesario como valioso sobre todo si consideramos que existen tendencias y modismos extranjeros que llegan a influir a grado tal,  que difuminan lo verdaderamente “nuestro”. 

En esta colaboración, me referiré por ende a “Símbolos del Noreste”, una acción de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, consistente en plataforma de ideas, planteamientos y conceptos que expresan nuestra identidad en lo que hace a la región noreste,  y que me hace pensar irremediablemente en dos cosas: 

Número uno.- Que es cierto es que nuestro país, es un gran mosaico cultural que refleja lo enriquecedor  de los pueblos y las personas que conforman cada bloque regional, pero al propio tiempo con distintos y variados matices, mostrando una amplia variedad en el  color, sabor, ritmos, así como costumbres, historia y características propias de los individuos y los grupos sociales, y 

Número dos.-  Que las regiones del país, divididas en 8: Norte, Noreste, Noroeste, Centro, Sur, Sureste, Suroeste y el altiplano nos recuerda que cada parte del territorio mexicano posee su singular relevancia dentro de la geografía nacional, por lo que como mexicanos debemos atender nuestras diferencias con respeto y reconociendo entre nosotros independientemente de la región, que todos habiendo nacido en territorio mexicano  somos mexicanos. 

Y así estimado lector, permítame compartirle que los pasados días 19, 20 y 21 de este mes de septiembre, con sede en Saltillo Coahuila, convocados los Estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y Durango; logrando converger especialistas en los temas culturales, emprendedores y gestores en la materia, promotores de la cultura, activistas socioculturales, cronistas e historiadores, y desde luego autoridades culturales, para reflexionar y dialogar en torno a la región noreste de México. 

En verdad un ejercicio altamente enriquecedor y motivante, en el que por cierto una escribidora estuve presente al lado de ponentes con un importante compromiso con la cultura, historia y arte, mismo que se desarrolló a través de 3 ejes rectores, que a continuación me permito compartirles: I.- Identidad Cultural del Noreste, II.- La Cultura como Herramienta de Acción Social para la Paz y III.- Procesos de Construcción de la Identidad Cultural. 

Así, mesas de reflexión sobre el patrimonio industrial chihuahuense o la Iglesia del Refugio en ciudad Victoria Tamaulipas, por lo que hace al patrimonio tangible o bien en lo que hace al patrimonio intangible a la formación de un mercado regional en el noreste. Qué decir de la vitivinicultura (vinos) o las cocineras mujeres del desierto y desde luego “La Laguna”, como destacados símbolos  de Coahuila. 

Asimismo y en forma simultánea la reflexión sobre el papel que juegan las organizaciones y colectivos en la promoción y difusión cultural en nuestra región noreste, tal como los grupos a favor del Museo de Barrio en Monterrey, también Vive Mejor Ciudadano Ala Regional Noreste,  grupo Estudio 280, el Colectivo Grito de Mujer, entre muchos otros, quienes compartieron sus experiencias como grupos de fomento a la cultura y de acceso al arte. 

También se expusieron prácticas culturales como cine participativo y de la abreacción al sociograma del juego en lo que hace a trabajo en niños y jóvenes. Y no se podía dejar de reflexionar sobre la migración y el programa cultural Mitote en Durango. 

En definitiva un evento muy completo, que incluyó conferencias magistrales como las dictadas por Lucina Jiménez López, Directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, el Mtro. Alfonso Hernández Barba, Jefe del Departamento de Estudios Socioculturales del ITESO, Mtro. Carlos Villaseñor Anaya, Presidente del Consejo Académico de Interactividad Cultural y Desarrollo A.C. y la Mtra. Liliana López Borbón. 

Por supuesto un vasto programa artístico con el Conjunto Típico Tamaulipeco, Jhonvani Sáenz, música regional de Nuevo León,  la compañía Folklórica Duranguense, Dueto Tradicional Rarámuri de Chihuahua, asi como redova y sotol música tradicional de norestense de Coahuila. Enhorabuena por este tipo de esfuerzos que van al rescate de los valores y tradiciones de nuestra región noreste de México. 

La autora es Máster en derecho público, egresada de UAT- UANL. Abogada, catedrática, escritora y conferencista. Fundadora de Vive Mejor Ciudadano A.C. Promotora Cultural y Miembro del Comité Plural Noreste de México.