Sexto Informe Presidencial



 

Un sexenio más que se aproxima a su fin, y con ello la nostalgia de los gobernantes que se van, al menos así lo externan con un discurso salpicado de emotividad, en voz del Presidente Peña, que por cierto es el No 56 en la lista de quienes han mandatado la nación. 

¿Cuáles son los aspectos más trascendentes de este 6º Informe con el que se encamina al cierre de administración a cargo de Enrique Peña Nieto?

Por un lado Porfirio Muñoz Ledo, líder de la Cámara baja en el Congreso Federal,  sostuvo al recibir el documento oficial del Informe, que se está en hora cero de la nueva República en clara señal al cambio transexenal  que se avecina. Y por otro, Dante Moreno, líder de la bancada de Regeneración Nacional, con mayoría en San Lázaro, espetó: “Por más que la pinten de blanco, nos dejan la casa en ruina” 

Más allá de las expresiones políticas de quienes capitanean el país, los números, como las realidades no mienten, y si de estabilidad económica se trata por ejemplo, pregunten a los empresarios el impacto de la reforma financiera. 

Tengamos presente además que el sexenio que está por concluir, es de reformas estructurales, que es como además a nuestro Presidente ha querido que se le recuerde como el Presidente Reformador, no obstante la pesada losa de impopularidad frente a los efectos inmediatos de esas famosas reformas. 

 

La obligación está cumplida, acorde al artículo 69 de la Constitución, en correlación con el 6 de la Ley de Planeación, de rendir cuentas a través del formato del Sexto Informe, que se limita en entregar formalmente al Poder Legislativo. 

Posteriormente viene la glosa que es la serie de comparecencias de los Secretarios del ramo correspondiente para que expliquen y detallen pormenorizadamente el estado que guarda la administración pública federal. 

Sin embargo el pueblo y la sociedad en general, así como los distintos sectores que la componen, no están del todo contentos con los efectos de la reforma educativa, la reforma en telecomunicaciones, la reforma energética, solo por citar algunas de las que se impulsaron durante el mandato del Presidente Peña. 

No obstante, el sexenio termina y con ello viene a partir del 1 de Diciembre el de la “esperanza” que muchos retos a juicio de quien escribe, le “hereda” para resolver y bueno como pareciera que para todo reclamo popular existe una respuesta: “Un país no se construye en 6 años, quien piense eso está equivocado se construye con la suma de esfuerzos de varias generaciones.”  Ojalá lo lográramos, porque sexenios van, sexenios vienen y las cosas para los ciudadanos, no está nada fácil.  ¿Usted qué opina estimado lector?

 

La autora es máster en derecho público, egresada de UAT- UANL. Abogada, catedrática, escritora y conferencista. Fundadora de Vive Mejor Ciudadano A.C.