Seguridad para candidatos ¿Y los ciudadanos ?



Recientemente con motivo del proceso electoral que estamos viviendo, se han alzado voces de quienes andan en búsqueda del voto, solicitándole al Estado, a través del órgano electoral,  entre otras cosas, seguridad para ellos y sus equipos de campaña.

A nivel nacional como local,  la violencia e inseguridad es una problemática que afecta no solo a candidatos, sino a todos los ciudadanos en general, por lo que esa petición,  a juicio de quien escribe resulta egoísta como falta de tacto y sensibilidad hacia la población a la que por cierto pretenden gobernar. 

La seguridad,  es un asunto de Estado, de eso no quepa la menor duda,  tal como lo establece el artículo 21 Constitucional. Hasta ahí correcto que lo pidan al aparato público el `bien jurídico´ para garantizar la integridad, pero ojo, también señala que la  actuación  de  las  instituciones  de  seguridad pública  se  regirá  por principios: legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y permítanme subrayar en respeto a los derechos humanos. Entiéndase,  en favor de todos los ciudadanos sin distinción alguna. 

¿Qué quiere decir esto? Que de conformidad a lo que dicta la misma Carta Magna, en los Estados Unidos Mexicanos, es decir a lo largo y ancho del territorio nacional todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Constitución y en los Tratados Internacionales de los que México sea parte, tal como, con sumo acierto lo es el derecho a la paz y la seguridad avalada porla Convención Americana o Pacto de San José de la que nuestro país forma parte desde 1980.

Luego entonces, que un candidato o candidata levante la mano para que le otorguen seguridad es razonable, lo que resulta criticable es que no lo pida para toda la sociedad, sino simplemente seguridad para ellos y sus equipos de su campaña.

¿Qué tipo de gobernantes tendremos con ese tipo de candidata o candidato que mira para sí y no mira los retos de todos los estratos de la sociedad a la que dicho sea de paso quiere convencer que es la mejor opción?

Si eso hacen ahora que son meros candidatos, qué podemos esperar cuando sean gobernantes. ¿Qué es lo que van a pedir, o mejor dicho, qué sería lo que van a darse? 

Habrá quien diga, es que es candidato (a) y corren muchos peligros por andar ahí, y sí efectivamente como lo dijo el propio Presidente de la República, quien condena enérgicamente la violencia política, tras los asesinatos de varios candidatos de diversas entidades de la república. Pero a que exija trato diferenciado por el hecho de contar con una candidatura, eso es otra cosa. 

Así entonces, la escribidora no ve mal que los candidatos y candidatas, que por cierto también son ciudadanos, pidan seguridad, pero considero deberían pedirlo y toda vez que son candidatos seguridad para toda la ciudadanía, que al igual que ellos, se ven afectados y gravemente por la inseguridad. 

Ahí queda para la reflexión. 

(*)La autora es máster en derecho público. UAT- UANL. Abogada, catedrática, escritora y conferencista. Fundadora de Vive Mejor Ciudadano A.C. Iniciadora Sala de Lectura Infantil y Juvenil.