“Se corrompió la corrupción”



 

 

A un mes de que México habló en las urnas , por si alguien aun tenía algunas dudas , la imagen de López Obrador y José Antonio Meade que sin temor al escarnio público se divulgó conviviendo afablemente en casa del primero después de un desayuno entre ambos deja sin lugar a dudas el arreglo entre el PRI y el próximo presidente del  país , así como confirma que Enrique Peña Nieto tejió una red de salvamento para evitar ser juzgado como se lo había prometido Ricardo Anaya debido a su incapacidad para gobernar, endeudar a niveles históricos al país , pactar con la delincuencia organizada y por los manifiestos casos de corrupción como Odebrecht, “la estafa maestra” , “la casa blanca” y muchos más.

La política es de arreglos y traiciones y así como Felipe Calderón dejó morir sola a Josefina Vázquez Mota en la elección del 2012 comprando su propia inmunidad judicial, hoy Peña Nieto replicando la formula pactó con López Obrador para poder evadir su cita con los mexicanos en un tribunal, comprando impunidad, lo que parece se puede hacer repetitivo y una nueva manera de llevar la transición presidencial cada seis años.

Como Presidente roba todo lo que quieras solo basta arreglarse y pactar con un candidato fuerte y apoyarlo con todos los recursos disponibles para hacerlo ganar, en el siglo anterior en el PRI el “arreglo” de impunidad se daba al interior, sin importar la traición al pueblo mexicano.

La comparsa de José Antonio Meade para restar votos a Ricardo Anaya es evidente así como el uso faccioso de la fuerza del estado para golpear al candidato del PAN.

Parece es un nuevo estilo que abierta y descaradamente se impondrá en la política mexicana, lo que impedirá conformar sistemas ciudadanos anti corrupción y fiscalías independientes.

Así como el combate a la corrupción que prometió el presidente electo puede quedar en solo discursos de campaña como quedaron las promesas de Peña Nieto de acabar con la inseguridad, acabar con la corrupción, combatir la pobreza y generar una economía fuerte, todas mentiras que lo único que puede uno pensar es que “prometer no empobrece” y que nadie puede hacer que un presidente las honre…, ya veremos cuantas cumple AMLO.

Poco menos de 120 días le restan a Peña Nieto y su equipo en la presidencia, con lo que finalizara un sexenio de muerte y horror, las cifras anuales dan cuenta de ello, así como la impunidad con la que aparecen videos de una columna de civiles armados en más de 20 camionetas transitando por una carretera del país o convocatorias abiertas en las redes para contratar militares que se quieran sumar a algún grupo delictivo.

La devaluación del peso , el alto costo de la gasolina son solo una muestra de lo deteriorada de nuestra economía, el aumento de la pobreza es palpable , así como la pérdida de poder adquisitivo de los más desfavorecidos , haciendo más grande la brecha entre quienes tienen todo y quien no tiene nada.

Con Peña Nieto se “corrompió la corrupción”, frase acuñable a un buen amigo, llevando a niveles imaginables el saqueo de las arcas públicas, como sucedió en Tamaulipas hace unos años pero esto dimensionado a nivel nacional, hagamos votos para que esto no se repita y sea la razón por la que el Fiscal Anticorrupción no ha llevado a cuentas a ningún funcionario actual.    

Para rematar, la percepción social de que los reynosenses avecindados en esta ciudad capital ven para abajo a los victorenses, altivamente, asumiendo que son de la casta real que gobierna tiene su trasfondo y sin duda más de uno así lo asume a pesar de que desde las altas esferas de gobierno se esfuerzan por afirmar lo contrario.

Algunos Secretarios y administrativos así lo demuestran y creen que por manejar millones de pesos por siempre será así, sin detenerse a reflexionar que ya solo les quedan cuatro años, que Tamaulipas habló en su contra en las pasadas elecciones y que por esa soberbia es que hacen quedar mal a quien la confianza les dio, violentando las buenas costumbres de vecindad que en esta ciudad imperan a pesar de que a miles en el tiempo se les ha extendido la mano.

El Gobernador debiera sacudirse a esos estorbos, acercarse con la sociedad, reforzar la inversión pública en toda la entidad, de lo contrario en junio del próximo año puede perder el Congreso y esos mismos “amigos” con su desaseo pueden comprometer a quien la confianza les otorgo.

pensadorobles@yahoo.com.mx