Sangrones…



 

No, no crea que nos referimos a uno que otro político que se cree cuarto de milla, pura sangre, que sienten que no les merece ni el suelo que pisan mucho menos el pueblo al que deben de servir, razón por la que el respetable les llama despectivamente sangrones.

¿Cómo quiénes? Seguramente usted conoce uno que otro, no terminaríamos de mencionarlos, como dijera la abuela, pululan, es decir, sobran y no son exclusivos de un partido político, los hay de todos colores y sabores.

Por lo tanto no, en esta ocasión no le hablaremos de políticos sangrones, el tema que nos mueve es que hoy es El Día Mundial del Donante de Sangre, de esas personas que al donar dan vida.

Cierto es que muchos comercializan con su sangre, esos no son donantes, son traficante, claro, sus razones y necesidades tendrán pero realmente a los que se les debe valorar y reconocer hoy es a los que al donar piensan en la vida que pueden salvar.

Son muchos los beneficios de donar sangre, quien la recibe  vida, quien la dona equilibra sus niveles de hierro en su organismo y mejora el flujo sanguíneo.

Pero no solo eso, estudios médicos confirman que quien dona sangre alarga su vida, claro si lo hace de vez en cuando, no regularmente para lucrar económicamente.

Otra ventaja que se tiene al donar sangre es que podemos darnos cuenta del estado de nuestra salud, pues al analizarla para la donación se detectara si estamos sanos o se tiene alguna alteración.

Así es que sin ser sangrones tomemos conciencia de la importancia de donar sangre, es por el bien de la persona que la necesite, pero también ayuda a mantener en buen estado de salud el organismo.

En fin, la situación es que hoy es el Día Mundial del Donante de Sangre, felicidades a quienes a través de su fluido sanguíneo dan vida.