¡Salud en Llamas!



                                                

La golpeada base trabajadora de la Secretaria de Salud de Tamaulipas, está en pleno proceso de renovación sindical, una base tan minimizada, sub valorada y golpeada por la propia institución, así como por sus representantes sindicales.

Los trabajadores se juegan la sobrevivencia, el gobierno del cambio sólo trajo amarguras, la administración estatal no les ha otorgado una sola plaza de las que hay en lo que va del gobierno Cabecista, pero si ha sufrido represión, y humillaciones que ha sido avalada por la actual dirigencia sindical representada por la Priista Maribel González Arredondo para colmo líder Estatal de la FSTSE.

Los Contendientes: La propia Maribel González con la planilla azul pretendiendo reelegirse, de última hora ofreciendo a diestra y siniestra otorgar bases, escalafones y cambios de códigos para los que la sigan, con apoyo de los priistas incrustados en la dependencia.

Adolfo Sierra Medina, el líder caciquil que por 4 periodos o sea 12 años mangoneo las plazas de la secretaría, se le acusa y así lo dicen sus simpatizantes, que al menos con él se podía negociar una plaza segura, como no se pudo con  Maribel, porque el negocio es otro, precisamente el de tener plazas inamovibles generando ahorros.

Gustavo Camacho líder de la planilla guinda, sus detractores lo señalan como un hombre que viene de los equipos de Sierra y de Maribel, en su haber obra que como Secretario de Organización se opuso a esta por la opacidad con que manejó los recursos sindicales.

De no rendir cuentas de hechos tan deplorables como encajar a los trabajadores sin su consentimiento un 2% de interés de sus préstamos de nómina, mismos que no aparecen en los informes, aproximadamente  $350,000 mensuales.

Lo interesante es que se enfrentan corrientes partidistas; Maribel González Arredondo como dirigente de la FSTSE estatal y ex diputada priista, no puede negar la cruz de su parroquia, se apoya en los rescoldos priistas de cada jurisdicción, fue omisa, no recibía a nadie si no era con cita tipo IMSS, con meses de plazos, si bien le iba, por lo general no recibía. ¡Hágame usted el refabrón cabor!.

Adolfo Sierra Medina es de todos conocido que se la jugó con el gobernador FGCV, el fue el encargado de hacer proselitismo en todas las jurisdicciones y la propia secretaría de Salud en oficinas centrales, es ampliamente apoyado por el gobierno del Estado en esta aventura, así que de ganar se cerraría la pinza en el gañote de los 4,980 eventuales porque este tipo no respeta antigüedades, menos escalafones, se lleva cercas y mecates, en pro de su interés.

Pobres eventuales, abandonados a su suerte, ahora Sierra y Maribel los encandilan que ahora sí, pero se quedarán como el chinito, porque ellos no votan

LOS VOTANTES: 5,997 del total de los 13,242 activos. según las estadísticas que proporciona el portal del gobierno de Tamaulipas al 1 de abril de 2019 podrán votar los siguientes; 3,595 de base federal, 1,110 regularizados, 302 formalizados 1ª. Etapa, 732 formalizados 2ª. Etapa y 258 formalizados 3ª. Etapa. 

LOS QUE NO VOTAN; Porque;  1,833 son Estatales y pertenecen al sindicato de la sempiterna Blanca Valles,  432 son de confianza muchos de ellos de COEPRIS, 4,980 son eventuales, no tienen derecho ni a seguridad social con sueldos bajos y muchos años de antigüedad.

EL PASTEL; LAS VACANTES: Hay en Tamaulipas al 1 de Abril de 2019, según el portal de la propia secretaría  712 plazas vacantes, libres por muerte, jubilación o renuncia y se componen como sigue; 111 de confianza, 413 de base federal, 20 regularizados 1ª. Etapa, 31 formalizados 1ª. Etapa, 62 formalizados 2ª. Etapa, 75 formalizados 3ª. Etapa. 

LO EXTRAÑO: EL gobierno no las ha movido pese a existir presupuesto que manda la federación y lo hace puntualmente años con año.

LO NUEVO: La nueva legislación laboral contempla el derecho a la libre asociación sindical, por lo que ante la amenaza de que pudiesen surgir nuevos sindicatos como el que ya apareció de los trabajadores de Vectores ya se barajan propuestas para cubrir no sólo a trabajadores de base, si no a eventuales y englobar hasta los jubilados.

Gustavo Camacho inició con un programa completo que da cobertura total a los trabajadores y ex trabajadores de la salud, los otros contendientes Maribel y Sierra ya adoptaron parte del programa, pero haciendo hincapié en apoyar a familiares desprotegidos condicionado al voto.

En esencia ese es el dilema que enfrentan los trabajadores de la Secretaría de Salud.