Reto de Ageda 2030



 

¿Sabía Usted que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, desarrollada por los países que conforman la ONU, tiene 17 objetivos entre los cuales se encuentra el reto de proteger el Planeta de la contaminación y calentamiento global?

Así es estimado lector, uno de los retos mayúsculos de los habitantes ciudadanos del mundo, sin duda es el grave problema de la contaminación y  escases de agua. Pero también el asunto sobre la basura y falta de cuidado del suelo, nuestro aire que respiramos, asimismo de mantener limpios los mares y océanos. La preservación de bosques y áreas verdes, todo lo cual abona a la necesidad apremiante de crear una nueva cultura del respeto y amor a nuestra madre tierra. 

Una nueva conciencia social y participación activo permanente para contrarrestar los efectos nocivos y devastadores,  se requiere hoy en día como algo urgente. Entonces sumarse a las campañas y acciones que se lanzan desde hace mucho tiempo atrás es solamente una forma de contribuir. Sin embargo también -y creo que aún mejor- podemos apoyar desde un cambio en lo individual que aporte diariamente a este como otros retos globales.  

En pocas palabras una nueva actitud a nivel grupos e individualmente,  sumándonos a las medidas estratégicas para literalmente salvar nuestro planeta, generando conciencia y predicando con el ejemplo a nuestros niños, niñas y adolescentes, en aras de un mundo sustentable. 

¿Qué podemos hacer, sin que tengamos que dejarlo todo para lanzarnos a contribuir con el tema y de paso ir creando una fuerte y sólida educación ambiental?

Reciclar, usar más el transporte público y menos nuestro auto, no tirar basura, cuidar el agua, descartar el uso de manguera para lavar el coche o regar plantas,  no quemar desechos, plantar mínimo un árbol, todo eso lo hemos escuchado una y otra vez, y pareciera que esta ocasión tenemos que tomarlo mucho más en serio.  

El derretimiento de los glaciares y la extinción de especies de animales en la Antártida como los osos polares, pero otra mucha amplia variedad, así como las altas temperaturas en las ciudades hacen reflexionar sobre el futuro de la especie humana, si no detenemos pronto esta problemática. 

Y aunque la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, celebrada en 2015 en Nueva York, establece un importante compromiso entre los países miembros entre los cuales se encuentra por supuesto México, no se logrará mucho sin la intervención entusiasta y decidida de cada uno y cada una de quienes habitamos la tierra. 

En nuestro país,  en fecha reciente, como parte de la responsabilidad social que todos debemos compartir, se ha lanzado una importante campaña a nivel nacional denominada “Limpiemos Nuestro México” que consiste en involucrar a grupos de personas de ciudades y comunidades para unirse en torno a limpiar y recoger la basura de espacios públicos incluidas playas y mares. ¿Usted ya la identificó? ¡Apúntese!

El cambio, en mucho está en nosotros estimados lectores, claro exigiendo también a las empresas que cumplan su responsabilidad social con el tema, además de los gobiernos a que hagan las modificaciones necesarias en la ley, e implementen las acciones pertinentes para que todos podamos disfrutar de un medio ambiente sano y un mundo mejor para nuestros hijos. 

A propósito de este tema, les comparto la siguiente reflexión: 

“Los cambios nos cuestan, porque nos ponen a prueba, pero no hacerlos invariablemente resulta más costoso, así que participemos a favor de un mundo libre del famoso cambio climático” 

La Autora es Escritora y Activista, Fundadora de Vive Mejor Ciudadano A.C.   Miembro de Comité Plural Noreste de México.