Resultó una fichita…



Mire nada más qué bonito muchacho, ahora se entiende porque Andrés Zorrilla quería reelegirse, como alcalde se dedicó a ir desapareciendo una buena cantidad de millones del erario municipal y no le fueron suficientes.

Resulta que  el  ex alcalde de Ciudad Madero, heredó una deuda de aproximadamente 230 millones, bueno hasta ahorita es lo que le dan detectado, pero el monto puede subir conforme sigan revisando sus cuentas los nuevos encargados de finanzas, hasta que concluyan ese trabajo nos daremos cuenta cómo andan las arcas municipales.

Aunque bueno, dice Adrián Oseguera, actual alcalde de Ciudad Madero,  que  la deuda será mayor a los 230 millones pero que de ello no es Andrés Zorrilla del todo culpable porque el ex edil recibió el municipio endeudado con 113 millones que administraciones anteriores desaparecieron o mal emplearon.

Pero de 113 a 230 millones de deuda en tan solo dos años es para que las autoridades investiguen en qué se gastó ese dinero porque mucho se habló de las excentricidades de Zorrilla que tenía a cargo el erario municipal.

En dos años de  administración de Zorrilla,  Ciudad Madero alcanzó una deuda del doble de lo que tenía, ahora imagine usted lo que hubiera endeudado al municipio si se queda tres años más.

Pero el pueblo es sabio, sin duda alguna la ciudadanía es quien mejor evalúa sus gobernantes, cuando actúan bien en tiempo y forma se los agradece con un voto a favor y si se portan mal les cobra en las urnas las afrentas.

A Zorrijla el pueblo le dijo todos sus pecados en un voto y eso que aún no sabían la deuda que dejaría, los millones que desapareció y que hoy la nueva administración lo señala.

Antes de la elección ya se le conocía como un presidente represor, de hecho en este mismo espacio publicamos, demanda que vía correo electrónico nos llegó, citando expediente  R.A.C. 481/2017, de la Procuraduría General de Justicia, es un documento bastante extenso con copias certificadas en poder de la autoridad judicial donde aparecen  tres denuncias contra el alcalde de Madero, Andrés Zorrilla, por diversas acciones.

Una denuncia fue de Nancy Rodríguez contra Andrés Zorrilla, la ciudadana en cuestión demanda al presidente municipal por amenazas y se abre la carpeta para recabar todas las pruebas y lo hace constar el agente del Ministerio Público orientador adscrito a la Unidad de Atención Inmediata de la Procuraduría.

En esa denuncia la persona de nombre Nancy da santo y seña del por qué la demanda contra Zorrilla, habla de una reunión en el Hotel Maeva, involucra a regidores, mencionan realización de eventos en colonias y otras cuestiones, en el documento aparece hasta la hoja de atención en la Unidad de Atención Inmediata de Tampico, Tamaulipas.

Demanda dos fue de una persona de nombre Aldo Ramírez en contra de José Andrés Zorrilla Moreno, el denunciante responsabilizaba al alcalde de Madero por lo que le pueda suceder a él o su familia, es decir, también se dolía del mismo daño.

La tercera demanda fue puesta en la PGR, fechada el 8 de junio del 2017, con hora de recepción 10 de la mañana con 46 minutos, donde aparece querella de una persona de nombre Brandon Cruz de  Radiorama.

Ahora con las declaraciones de Oseguera de la deuda que heredó Zorrilla, excentricidades y las demandas que acumuló en su contra se entiende porqué el pueblo ya no le quiso y en las urnas se lo demostró, el ex alcalde resultó ser una fichita.