Resiliencia



 

                                                                                      

 

Estamos en plena temporada de huracanes 2018... Empezó el 1 de junio y termina el 30 de noviembre, se estima de acuerdo con los modelos de simulación y el monitoreo de las temperaturas del mar, que en esta temporada se presenten 14, de los cuales serian 7 tormentas tropicales, 4 huracanes categoría 1 o 2 y  3 huracanes categoría 3, 4 o 5

Yo creo que...La temporada de ciclones, es la delimitación convencional, lo que no quiere decir que no se puedan presentar fuera de estas fechas, la prueba de ello es la formación este 25 de mayo de la tormenta subtropical "Alberto" la primera de este año, temporada que podría ser un poco más severa, debido a que las temperaturas del mar han subido casi un grado más en promedio como un efecto directo del cambio climático.

Cuando un huracán o ciclón se organiza pasa primero por dos categorías iníciales que son la depresión tropical que desarrolla velocidades del viento de 0 a 62 kilómetros por hora y la tormenta tropical que desarrolla vientos de 63 a 117 Km/hora, después vienenlos huracanes , que de acuerdo a la escala Saffir-Simpson son: categoría 1 de 119 a 153 Km/h, categoría 2 de 154 a 177 Km/h, categoría 3 de 178 a 209 Km/h, categoría 4 de 210 a 249 Km/h,categoría 5 de 250 Km/h en adelante.

Tal vez si preguntáramos a cualquier ciudadano si fuera bueno que tuviéramos la presencia de un huracán, no dudaría en decir que sí sería bueno, ya que se requiere con urgencia de lluvias, lo que no resulta nada descabellado, ya que estando, como lo estamos, en plena temporada de huracanes, en cualquier momento nos podemos enterar de que se está formando una depresión que después con seguridad pasara a la categoría de huracán.

Y si esto sucediese, desde luego se activaran los protocolos de alertamiento de protección civil y el seguimiento que obligadamente deberán dar todas las instancias de gobierno, para desarrollar las acciones necesarias de protección en prevención y posteriormente las acciones de apoyo y auxilio.

Esto nos obliga a pensar que la vida nos pone pruebas y obstáculos a los que nos debemos enfrentar y que con esfuerzo y voluntad vamos resolviendo y que seguramente en algunos casos nos ponen al límite, lo que a veces nos hace pensar si tendremos la fuerza y la capacidad para no dejarnos vencer y continuar con las acciones correctas.

Esa capacidad para adaptarnos, para aprender y salir fortalecidos de una situación difícil, se conoce como Resiliencia y es, tal vez, el ingrediente fundamental para una tener vida feliz.

Es pues la Resiliencia la capacidad que tiene un grupo o persona o también una comunidad de recuperarse frente a los hechos adversos y seguir avanzando para rehacerse o sobreponerse a cualquier situación, compensando lo negativo con una actitud positiva.

Esperemos que la llegada de huracanes no nos lleve a esa situación y no ponga a prueba nuestra capacidad  resiliente, pero si esperamos que pronto se presenten lluvias, lo que resolvería en gran medida la grave situación por la que atraviesa nuestra ciudad,

Decía Oliver Goldsmith, escritor y médico irlandés que es un gran espectáculo  ver a un hombre luchando contra la adversidad, pero mayor espectáculo es ver a otro ser humano lanzarse en su ayuda, lo cual sin lugar a dudas es una gran verdad 

Eso, es lo que yo creo… muchas gracias

fpaezmx@hotmail.com                                         twitter: @fpaezmx