Residuos electrónicos



Yo creo que…un tema realmente importante para la vida de las comunidades y los pueblos es el conocimiento y el control de la emisión de gases de efecto invernadero y una de las causas de ello es la falta de políticas públicas adecuadas y actualizadas para el confinamiento correcto de los desechos electrónicos.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) son desechos electrónicos todos los dispositivos alimentados por la energía eléctrica cuya vida útil haya culminado, esto es, va desde refrigeradores, hornos eléctricos, computadoras, teléfonos y todo aparato que usted se pueda imaginar.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para el medio ambiente, anualmente se generan en el mundo 50 millones de toneladas de desechos electrónicos y según el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, en nuestro País se generan 358 mil toneladas anualmente, de las cuales solo el 10% se logra reciclar, es decir solo 35,800 ton.

En nuestro estado no se tienen datos confiables del número de toneladas que se producen ya que en los 43 municipios la recolección y confinamiento de desechos electrónicos no existe, los municipios no recogen la basura electrónica, por lo menos así es cuando se dan cuenta de qué se trata.

Pero si tomamos en cuenta que la vida útil de un celular es de 18 meses en promedio, nos damos cuenta de que actualmente debe haber una cantidad de celulares más de 3 veces mayor que el número de habitantes de nuestro estado, el cual ya rebasa los 3 millones y medio, es decir podemos estimar que solo celulares desechados debe haber más de 10 millones.

Yo creo que la pregunta obligada es dónde están… me imagino que una buena cantidad de ellos debe estar en algún lugar de las casas porque los dueños no saben qué se debe hacer para no contaminar.

Pero igual para con toda clase de aparatos, lo que refleja la necesidad de implementar las políticas públicas adecuadas que contemplen, en primer término de quién es la obligación de implementar centros de acopio y destino final de la basura electrónica.

La basura electrónica representa un riesgo muy importante para la salud pública, ya que la presencia de metales pesados y gases de efecto invernadero pueden provocar daños graves en la salud de las personas, en especial los diversos elementos que contienen los desechos, como el mercurio, que es acumulable en el cuerpo y que produce daños en el cerebro y en general en el sistema nervioso, el cadmio y el litio que contienen las baterías, que produce fallas en la reproducción e incluso llegan a producir infertilidad o el cromo que produce daños en el riñón y en los huesos.

Los focos ahorradores de energía deben también tratarse con  mucho cuidado ya que al romperse liberan gases tóxicos que pueden afectar en buena medida a la salud.

Lo que hacen actualmente los municipios es realmente muy poco, primero porque no está claramente definido hasta dónde es su obligación de recolectar la basura electrónica y después porque no hay la voluntad, ya que apenas y pueden con la basura que producen las casas habitación y esto no se ve para cuándo se pueda resolver, independientemente de qué partido sea la administración, si son verde, azules o amarillos es exactamente lo mismo, el problema rebasa por mucho los colores.

Y de la exportación por parte de las grandes potencias de estos desechos a los países pobres, ni hablar, es un crimen lo que en este aspecto se hace, pero por lo pronto se deberá definir qué se va a hacer en nuestro estado y de quién es la responsabilidad, para después poder exigirles, en tanto, seguirá el desorden en este aspecto y desde luego las declaraciones mediáticas que nada resuelven, por lo menos no hasta ahora

Eso... es lo que yo creo...

fpaezmx@hotmail.com                         twitter:  @fpaezmx