Relevo tricolor urgente



A dos meses de la Elección Presidencial, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tuvo que recurrir a la medida emergente y urgente  de relevar a Enrique Reza Ochoa de la dirigencia nacional.

En la víspera  se preveía el relevo y solo faltaba la decisión de la persona idónea.

Dicen que se la ofrecieron a Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación,  y la rechazó.

Lo mismo a Emilio Gamboa Padrón.

La mejor opción fue el ex gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros, un priista de “pura cepa” quien entra al rescate de José Antonio Meade.

De esta manera, Meade Kuribreña deposita su confianza en el nuevo operador político para recuperarse.

También queda descartada la virtual declinación a la candidatura de Meade y a la vez una fusión  con el Partido Acción Nacional, como lo pretende Ricardo Anaya.

También caló mucho en el tricolor nacional la advertencia que hizo Andrés Manuel López Obrador a Meade de que “te quieren hacer a un lado”, palabras más, palabras menos.

Y le sugirió “perder con dignidad”.

Nunca antes en la historia política de México se había hecho un “ajuste” en plena campaña presidencial.

Exactamente a 60 días de los comicios.

La única emergencia que se tuvo fue durante el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta y entró de “emergente” Ernesto Zedillo Ponce de León.

Pero fueron otras las circunstancias.

Según los politólogos nacionales, el cambio de Reza Ochoa se tardó demasiado.

Una reacción tardía ante el avasallante avance del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, quien se mantiene a la cabeza en las preferencias electorales.

Quizá los más agradecidos de la salida de Enrique Ochoa Reza son los priistas tamaulipecos quienes resintieron la frialdad y hasta desprecio de su líder Ochoa Reza, quizá como una forma de venganza por haber perdido la gubernatura, el Congreso local y varias Presidencias Municipales por el Partido Acción Nacional.

Los famosos “vientos del cambio” de Francisco García Cabeza de Vaca.

Lo único que los consoló fue la frase de Meade Kuribreña en su primera visita a Tamaulipas, como precandidato, de que “nos vamos a sacar la espina”.

 

 

EMBAJADORA.-Roberta Jacobson, embajadora de los Estados Unidos en México, quien la semana pasada estuvo en Nuevo Laredo para la inauguración del nuevo edificio de la misión diplomática se despidió en el marco del Día Internacional de la Libertad de Prensa.

“Ha sido un honor para mí conocer a tantos valientes periodistas mexicanos que día con día realizan una labor que empodera a la sociedad y fortalece a la democracia”. 

“Me duele en lo más profundo que hayamos perdido a tantos a manos de aquellos que creen que mataban la verdad asesinando periodistas. Hago votos por que todos y cada uno de los casos de agresión sean investigados y castigados hasta sus últimas consecuencias. Sepan que el gobierno de Estados Unidos será siempre un aliado de la libertad de expresión”, puntualizó.

 

...Y Punto

 

Correo: primitivo@primitivolopez.com