¡Que hable la Constitución…!



Hace un año, se conmemoraron los primeros 100 de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unido Mexicanos, y pasó de noche, solamente algunas menciones en los medios, en algunas Instituciones educativas, se dieron alguna conferencias, lo mismo que también hubo algunas ponencia de eminentes constitucionalistas, también debates sobre si teníamos que hacer otra constitución, o si deberíamos seguir con la misma, o que hacíamos, pero todo quedó en nada, porque por parte de los tres poderes de la Unión nada se hizo al respecto o muy poco.

 Retomando alguno de los foros a los que acudí y que se organizó, por la sociedad civil y que en ese momento lo aprovechó, el Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas, para montarse en el trabajo de otros, y que por cierto ese foro, fue con el nombre de “Hacia el Centenario de la Constitución del 17”.

Este foro fue de los mejores a los que acudí y digo que fue de los mejores, por la presencia principalmente de un personaje a quien admiro mucho, y no solamente su servidor, sino que los otro participantes, y sobre todo los ponentes, lo tomaban como referencia, y en su disertación, decían una y otra vez, el Doctor Gonzalo Higinio Carrillo, nos va a centrar y a corregir sobre nuestra ponencia y ellos uno habló sobre una nueva Constitución, y el otro en que se debería seguir adecuando a los tiempos y que no era necesario hacer una nueva.

El caso es que en su momento de Doctor Gonzalo Higinio Carrillo, señaló claramente que el no iba a corregir ni a centrar el debate de los ponentes, Doctores en Derecho como él, sino que el tenía una visión diferente de lo que debería ser la Constitución, sobre todo refiriéndose a la cuestión jurisdiccional que es a lo que el se ha dedicado los últimos tiempos Magistrado y Juez Federal, y claramente como es su costumbre, nos llevó de la mano, a explicarnos que la Constitución no se había aplicado como debería ser, sobre todo en temas jurisdiccionales, y que se había quedado corta en su interpretación, y que para él no se requería no solo no hacer una nueva Constitución, ni nuevas reformas, sino que lo que se requería era que se dejara hablar a la Constitución, y concluyó con una propuesta de que si alguien le preguntara que de que forma se debería hacer un homenaje por los cien años de vigencia de la Constitución, les diría que durante el año 2017, no le hicieran ninguna modificación ni reforma y que la dieran a conocer a los niños, los jóvenes y los propios Legisladores y funcionario la conocieran, por que solamente menos del 4% de la población de la República la conoce y muy mal, y sobre todo “dejen que la Constitución hable”.

Y hoy que estamos en el 101 año de la promulgación de la Carta Magna, nuestras autoridades todavía no la conocen sino que nada hacen para dejarla hablar, y precisamente por ello los que de una u otra forma podemos conocerla o tratamos de hacerlo, debemos de poner nuestro granito de arena para hacer que la Ley Suprema de toda la Unión hable, puesto que para eso … ¡Aquí estamos!

alvarezfj.2@gmail.com