PRD siempre en líos internos



A principios de este mes, apareció la reacción del comité nacional sobre un evento realizado en Tamaulipas para el cambio de dirigente estatal, vía el Consejo que maneja el exdiputado plurinominal de Nuevo Laredo, Jorge Valdez Vargas.

La responsable de políticas de Enlace del comité nacional, Elizabeth Pérez Valdés, dio una conferencia a medios de comunicación, para señalar que se atienden quejas sobre el procedimiento realizado para designar a Alfonso Trejo Campos como presidente del comité estatal, en sustitución de Alberto Sánchez Neri, quien a partir del primero de octubre ingresó al Cabildo Tampico, por eso dejó de ser líder del PRD.

El asunto es que, el comité nacional del PRD, trae en la mira al grupillo del que se ha valido Valdez Vargas para tener a su favor el comité estatal y a partir de ello quedarse con cuanto cargo público se pueda, de la forma en que lo hace el exdiputado plurinominal, Cuitláhuac Ortega Maldonado, quien, cuando no es candidato desempeña algún cargo público plurinominal.

Igual sucede con Sánchez Neri, que se prestó al juego del perredista de Nuevo Laredo como presidente del PRD en la entidad, cargo que le fue retirado, porque asumiría una regiduría plurinominal en el cabildo de Tampico y, ni tardo ni perezoso, el exdiputado plurinominal citó a Consejo Estatal para hacer el cambio y tomar la protesta a Trejo Campos, quien era el responsable de las finanzas en lo que queda de esa organización política.

El asunto es que, los mismos perredistas que hace años desplazó de la dirigencia del PRD, fueron los que denunciaron el inadecuado proceso usado para cambiar al dirigente a fines de septiembre pasado, de ahí que el comité nacional mandase a Pérez Valdés a documentar la salida del grupillo que tiene en sus manos la dirigencia tamaulipeca.

En caso de que no lo logren, porque además de Ortega Maldonado, Valdez Vargas, Sánchez Neri, Trejo Campos, Magdalena Pedraza Guerrero y Salvador González Martínez, se queden, podríamos pensar que en la próxima Legislatura de Tamaulipas, alguno o hasta dos de ellos estarán incrustados, cuando los verdaderos perredistas siguen sin acceso a su partido y por tanto, muy lejos de posiciones electorales plurinominales, en especial Mario Sosa Phol, quien sigue en la lucha junto con Julio César Martínez Infante.

Todo indica que el grupillo, será expulsado del PRD, por sus malas prácticas partidarias, aunque hay una defensa presentada por el exdirigente y regidor Alberto Sánchez Neri, en el sentido de que, siempre el grupo de los Chuchos del comité nacional, la ha traído contra ellos y por tanto, son los responsables de la debacle que ha tenido el PRD en Tamaulipas y que lo tiene fuera de la jugada estatal, porque en los comicios anteriores no sacaron la cantidad de votos necesarios para mantener el registro con el IETAM.

La secretaria de Políticas de Enlace del comité nacional del PRD, hizo ver en su visita a Tamaulipas que el PRD vive una nueva etapa en el país y que, por estos días se dará el resultado del proceso de baja que se sigue en contra del grupo que manejan Valdez Vargas y Ortega Maldonado.

Este caso dará para mucho en estos días y a lo mejor durante las semanas próximas, ya que, sí en realidad el comité nacional quiere meter las manos en el perredismo de Tamaulipas debe de hacerlo a fondo, para tratar de corregir el rumbo, porque, el que lleva, desde el Consejo Estatal espurio realizado en el municipio de Aldama en 2010, no ha dejado nada bueno.

Por aquella época, el experredista y empresario de la educación superior, Francisco Chavira Martínez, denunció a los que tomaron por asalto la dirigencia estatal del que fue su partido y exigió que se respetara el liderazgo de Sosa Phol, sin embargo, nada se logró, por ello, si las acciones del comité nacional son efectivas, podría elegirse a una verdadera representación del PRD y evitar que se quede como una instancia productora de cargos públicos plurinominales para los mismos tres, Cuitláhuac, Jorge y Alberto.

 

Los otros.

Los Diputados del Congreso del Estado tuvieron reunión de Comisiones este martes después del medio día y le seguirán de frente este miércoles muy temprano, porque es, en la Comisión de Educación en la que se inician las comparecencias de los seis miembros del Gabinete del Gobierno tamaulipeco, que fueron citados por la Legislatura.

Héctor Escobar Salazar, secretario de Educación, llegará desde las nueve horas con su equipo de colaboradores para hablar sobre el contenido de educación que tiene el II Informe de Gobierno. 

El presidente de la referida Comisión es el diputado de Nueva Alianza, Rogelio Arellano Banda y colaboran con él los del PAN, Glafiro Salinas Mendiola, Teresa Aguilar Gutiérrez, Nohemí Estrella Leal y Juana Alicia Sánchez Jiménez, así como las legisladoras priístas Copitzi Hernández García y Susana Hernández Flores. 

Se trata de siete diputados, pero eso no quiere decir que el resto de quienes conforman la Legislatura no puedan participar en la comparecencia del secretario de Educación, porque la invitación es para todos.

El Salón de Comisiones, en donde se llevan a cabo las sesiones de manera constante, ya está acondicionado en forma especial para recibir a los tres secretarios que expondrán sobre las actividades de sus áreas que fueron plasmadas en el II Informe de la administración estatal.

La sesión pública del Congreso del Estado, está agendada para las 11 de la mañana, por tanto, la comparecencia en Comisiones del secretario de Educación debe de durar menos de dos horas, en el entendido de que, para hablar de las obras públicas estará en el Pleno la secretaria Cecilia del Alto López y con ello se cumplirán dos de las seis comparecencias.

Las otras cuatro corresponden a los secretarios de Seguridad Pública, Augusto Cruz Morales en Comisiones el miércoles de la semana que viene y en el Pleno el procurador general de Justicia, Irving Barrios Mojica.

Una semana después, el 24 de octubre, cumplir con su comparecencia el secretario de Bienestar Social, Gerardo Peña Flores en Comisiones y la doctora Gloria Molina Gamboa en el Pleno.

De acuerdo a la información del presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Glafiro Salinas Mendiola, las comparecencias implican que los secretarios del gabinete hagan uso de la palabra hasta por 20 minutos, dar a conocer las acciones de sus áreas y habrá dos rondas de preguntas por parte de los diputados, mismas que moderarán ya sea el presidente de la Comisión o el de la Mesa Directiva del Pleno.