Parásitos Sociales



“El miedo es un pensamiento que se alimenta de un futuro inexistente, debe pararse con hechos reales. Tatiana Clouthier- “López Obrador es un tipo bien  preparado, su experiencia lo equipara a un piloto de avión de última generación, sus adversarios políticos son equivalentes a pilotos de  avioneta Cessna. Leo Zuckerman.

Bastante polémica levantó el señalamiento que dio AMLO de los 5 empresarios que tienen secuestrada la presidencia de México atribuyéndoles la responsabilidad de fraudes electorales en México y  causantes de la desgracia nacional. Ni tardos ni perezosos los candidatos coaligados todos contra AMLO se rasgaron las vestiduras acusando de irresponsable a López Obrador,

Lo cierto es que éstos 5 son beneficiarios de México, sus ganancias exorbitantes se han dado porque el sistema injusto que defienden a ultranza, en ningún país lo obtendrían. Ellos son Alberto Bailleres González, Grupo Bal, Peñoles, Palacio de Hierro, Petrobal, GNP Seguros, ITAM, Espectáculos Taurinos entre otros.

Alejandro Ramírez Magaña, Cinepolis, Germán Larrea Mota Velazco Grupo México (Minería) responsable de Pasta de Conchos y la contaminación con 10 millones de galones de sulfato de cobre en los ríos Sonora y Bacanuchi, a pesar de negarse a responder por el daño fue obligado a pagar 150 millones de dólares nada comparado con los 9,600 millones de dólares de ingresos del año pasado.

Eduardo Tricio, Grupo Lala, Aeroméxico y Citibanamex. Claudio X González Guajardo; Fundación Televisa, Compartamos Banco, BBVA Bancomer, ITESM, Mexicanos Primero, Mexicanos Unidos contra la corrupción. En 2017 fue acusado por Ricardo Monreal Ávila entonces jefe delegacional de Cuauhtémoc de lavado de dinero, defraudación fiscal, fraude y desvío de recursos públicos.

Las cámaras de empresarios salieron en su defensa, en su alocución AMLO dejó en claro que él señala a esos cinco de estarse coludiendo para obligar a todos los candidatos a renunciar para hacer un sólo frente abanderando a Ricardo Anaya y cerrarle el paso para que no llegue a la presidencia.

Los enunció como los beneficiarios de los gobiernos, acaparando los contratos de obras, no dejándoles oportunidad al resto de los emprendedores de participar en las licitaciones, llevándose de manera arbitraria e injusta los contratos y concesiones federales. 

Diversas cámaras de empresarios se dieron por aludidas, otros como Carlos Slim y los mismos implicados guardaron prudente silencio. Surge nuevamente la polémica suscitada en los años 70 cuando gobernaba Luis Echeverría Álvarez que no se dejó presionar por el grupo Monterrey comandado por Eugenio Garza Sada, con funestos resultados.

Por ello urge la separación entre política y empresa, le ha hecho demasiado daño al país que los empresarios se metan a política, porque el gobierno es para servir, no para servirse.