Pañuelo blanco



 

Hoy inician las campañas electorales por las 43 alcaldías de la entidad, en Victoria se vislumbra lo que será una épica batalla, calle por calle, banqueta por banqueta que no se da desde la elección de Lydia Madero y Enrique Cárdenas  o Rosita contra Álvaro Villanueva….

Poco, muy poco se menciona  en los medios de comunicación, pareciera que se quiere voltear la vista para otro lugar y no ver una realidad que quedará para la historia como el proceso electoral más sangriento.

Prácticamente todos los días están asesinando a un candidato a algún puesto de elección popular en algún rincón del país o a algún servidor público principalmente del ámbito municipal.

Desde que inició el proceso electoral 2018 en octubre del año pasado ya suman cerca de 100 políticos , sin importar sexo o edad , que son dados de baja por sus adversarios o por representar una amenaza para algún otro interés.

Peña Nieto y el gobierno que aun representa simplemente no ha dicho una sola palabra, no se ha pronunciado y Gobernación, responsable de garantizar la seguridad del país así como de velar para que las elecciones se desarrollen en un ambiente de paz ha ignorado este mandato y obligación constitucional.

Los medios de comunicación escasamente dan cuenta de ello, los principales comunicadores, los que tienen las horas estelares en medios nacionales simplemente lo pasan por alto cuando en otros tiempos le señalaba al presidente Calderón por ser el único responsable de “la guerra contra la delincuencia”.

Este sexenio adicional a ser el más violento de la historia moderna, ---por mucho rebaza las cifras totales de homicidios y desparecidos del sexenio anterior---, quedara bañado en sangre y marcado para siempre por la incapacidad del Estado para frenar la violencia que Peña Nieto se comprometió a eliminar.

Pero adicional será, hasta ahora, el sexenio con más asesinatos a políticos, candidatos y periodistas y si le añadimos la corrupción desenfrenada que desde su persona y familia se toleró, Peña Nieto quedará para la historia de México como uno de los peores presidentes, así que no tiene porque sorprenderle el enojo social y el porqué del rechazo al PRI.

A 45 días de las elecciones de julio seguramente serán muchos más los políticos que serán asesinados sin que se establezca una estrategia para evitarlo, sin que nadie tome el compromiso de no permitir uno más, sin que alguien de la cara por el Gobierno Federal.

Es lamentable la inseguridad en nuestro país, pero más lamentable que Peña Nieto desmantelara todo lo que se hizo en los 6 años de Calderón y perdiera su sexenio entre palabras y falsos compromisos.

Regresando al escenario local hoy sabremos que porta en su morral Oscar Almaraz o el Dr.Xico, hoy sabremos de qué tamaño es el apoyo que los impulsará a ganar esta elección, hoy conoceremos su estrategia y sus fortalezas.

Para Oscar y su equipo es el todo o la nada, si pierde no tendrá un espacio en ningún lugar ya que para que el PRI pueda repetir en la presidencia de la republica se ve una tarea imposible y de las 9 elecciones estatales prácticamente parece que los borraran del mapa político.

Así que si pierde se tendrá que regresar a sus actividades particulares después de dos décadas de vivir del presupuesto público.

Por lo mismo es que es un rival de cuidado y si a ello se le suma su amplio bagaje electoral es que se anticipa una batalla en todos los frentes de la ciudad.

El Dr. Xico a diferencia de la elección anterior, que a pesar de todo como independiente le fue muy bien, en esta ocasión cuenta con apoyos inimaginables la ocasión anterior, es carismático y en general la sociedad victorense lo aprueba, no trae mucho negativos, sin embargo el peso de una capital resentida con los “vientos de cambio” será un negativo difícil de remontar.

Deberá demostrar que no solo baila zumba y monta muy bien, deberá convencer que está a la altura del reto que significa administrar a Victoria, ser el impulsor del desarrollo económico de la capital y que tiene la visión para cambiar el rumbo de mediocridad en la que está sumida la ciudad.

Pareciera que Cd. Victoria se encamina al peor desastre económico de su historia sin que autoridad alguna mueva un dedo para evitarlo

De los otros candidatos solo mis respetos, pero no cuentan, esta será una elección de solo dos y se antoja un choque de trenes que será jugoso para los medios de comunicación.

Para rematar AMLO pidió tregua y le saco el pañuelo blanco de la paz a los empresarios tras irse largo de lengua, sin embargo de ser presidente, como Trump, lo que dijo lo cumplirá. 

pensadorobles@yahoo.com.mx