Ojo por ojo, voto por voto



 

 La ‘camisa de fuerza’ que la 4T pretende ceñirle a la economía tamaulipeca sin consultar a los factores de la producción, ni tomar en cuenta los indicadores económicos del gobierno del estado, vamos, sin escuchar siquiera a la sociedad civil, se llama albazo.

 

¿Y qué hacen los diputados federales tamaulipecos de Morena, y el Senador AMÉRICO VILLARREAL, para defender la economía de los tamaulipecos y su derecho a disfrutar el producto del esfuerzo colectivo, traducido en participaciones presupuestales de la federación?

 

Porque el Senador ISMAEL GARCÍA CABEZA DE VACA ya expresó su negativa frente a la ‘tarascada’ que pretende el gobierno de LÓPEZ OBRADOR a las participaciones de Tamaulipas a la federación.

 

Y el Congreso tamaulipeco ya fijó su postura y dijo No a los recortes presupuestales del Proyecto de Egresos de la Federación 2020, pues los ‘tijeretazos’ previstos por la Secretaría de Hacienda a segmentos tan sensibles del quehacer público como seguridad, salud y producción rural, por citar los más básicos, podrían empeorar la ya de por sí quebrantada situación interna de esos rubros.

 

El gobierno federal de ANDRÉS MANUEL parece ciego y sordo a la reacción comunitaria frente los recortes que a tontas y locas ensayan sus colaboradores de primer nivel, pues el desquiciamiento de áreas estratégicas de la vida pública, como salud y seguridad, empieza a generar cuadros típicos que anticipan barruntos de violencia social que no pocas veces han concluido con escenarios como los que estamos viendo en Venezuela.

 

Y no es que tratemos de importar la figura de NICOLÁS MADURO para equipararla con ANDRÉS MANUEL, no: estamos diciendo que las manifestaciones populares contra la 4T ya empiezan a parecerse a las protestas de Venezuela.

 

Ya solo falta sofocarlas a bastonazos, cañonazos de agua y disparos de balas de goma.

 

… Y gases lacrimógenos.

 

Por lo pronto, ya se construyó el andamiaje constitucional para que los militares puedan repeler las agresiones callejeras.

 

Y ese es un primer paso.

 

… Hacia la intolerancia.

 

Lo demás, viene por añadidura.

 

Y bueno, los sectores productivos de Tamaulipas ya reaccionaron en apoyo a la lucha de su Gobernador, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, y en protesta contra los recortes del gobierno de LÓPEZ OBRADOR.

 

Falta que los escuchen los próceres de la Cuarta Transformación.

 

Y si no, pues ahí vienen la cita con las urnas, el 2021 y 2022.

 

… Para aplicarle a la 4T la Ley del Talión:

 

“Ojo por ojo… voto por voto”.

 

Por cierto, pese al Cero crecimiento económico que reportan los analistas internos y externos, el Presidente ANDRÉSMANUEL LÓPEZ OBRADOR se mantiene en un 61.8 por ciento de aprobación de los mexicanos, frente a un 37 % de desaprobación, de acuerdo a una encuesta de Consulta de Mitofsky.

 

Por cierto, bajo el slogan:

 

“En Tamaulipas se avanza; y en México, se siente”, el Gobernador FRANISCO GARCÍA CABEZA DE VACA centró el mensaje de su Tercer Informe de Gobierno en un rubro, “que no se compra con dinero y tampoco tiene un precio”:

 

La Confianza, que le ha permitido a Tamaulipas -aseguró- recuperar inversiones nacionales y extranjeras; atraer empleos y generar crecimiento económico.

 

Todo ello, se verá reflejado en el Tercer Informe Gubernamental, que los tamaulipecos escucharán este miércoles 25 de septiembre.

 

En la Ciudad de México, por cierto, el líder del Senado de la república RICARDO MONREAL ÁVILA, babea y se frota las manos fantaseando en el caldo nauseabundo de sus neuronas con una desaparición de poderes en Tamaulipas.

 

Claro, ya tiene preparado a su alfil RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA para que haga maletas y se venga a Tamaulipas para habitar el Tercer Piso.

 

Pero, ¿se le hará, sabiendo que YEIDKOL trae a HÉCTOR GARZA GONZÁLEZ; que AMLO ‘acuerda’ en privado con el Dr. AMÉRICO, mientras ‘JR’ a’i va, como pastoreando un gallo?

 

Y se olvidan que en casa, los azules ya llevan meses preparando el 2021, como ‘escala técnica’ rumbo al 2022.

 

Mientras que en Matamoros, con una inversión de 6. 5 millones de pesos