Normas de Conducta Sinarquista…
Por: Francisco Javier Álvarez de la Fuente | 2018-06-16 03:40:02

La Unión Nacional Sinarquista, es una Organización creada e integrada por mexicanos, cuya suprema finalidad es implantar en México un Orden Social Sinarquista, que constituye sustancialmente una interpretación, una idea, una concepción específica y particular que tenemos del Orden Social Cristiano.

Es un modo de ser y de vivir, un modo de sentir y de obrar frente a los proble¬mas que afectan el interés general. Es una actividad espiritual generosa. Es el ánimo y la voluntad siempre dispuesta a servir a los demás, es a un tiempo Escuela y Acción. Es Escuela Sembradora de Idea¬les y Ordenadora de Valores, que nos enseña a equilibrar los ideales del espíritu y los inte¬reses de la materia. Que nos en¬seña a ser Justos primero y des¬pués exigir justicia, es la escue¬la qué nos enseña a servir y que hace del servicio una ley de la vida.

Y consecuente con lo anterior, se rige por normas, tales como las de conducta, los 16 Puntos Básicos, Pentálogo Sinarquista, Manual del Sinarquista, etc.

 Hoy daremos a conocer las Normas de Conducta 

PRIMERA. — Odia la vida fácil y cómoda. No tenemos derecho a ella mientras México sea desgra¬ciado. Ama las incomodidades, y el peligro y la muerte. (Cuando la lucha por el ideal así lo exija)

SEGUNDA. — No esperes que nuestra lucha sea blanda y tranquila. Ve la persecución como cosa natural de nuestra lucha. No pierdas la serenidad ni la alegría a la hora de las tempestades.

TERCERA. — Tampoco esperes recompensa o premio para ti. Los sinarquistas trabajamos para Dios y para México. No te desalientes porque los demás no saben apreciar tus esfuerzos; tampoco te llenes de vanagloria por el elogio.

CUARTA. — Cúrate de todas tus pasiones si quieres de veras que México se salve. Mantén a raya a la soberbia, a la ira, a la envidia, a todos los vi¬cios. En esto consistirá tu verdadera hombría y tu fortaleza.

QUINTA. — Que tu vida privada sea intachable. Que el ejemplo de tu conducta sea la confirma¬ción de la doctrina que predicas. Si faltas a tus deberes morales, no tienes derecho de llamarte sinarquista,

SEXTA. — Confía en que el más pequeño de tus actos dará frutos si lo diriges al bien. En el Sinarquismo no se pierde ni el más humilde de todos los esfuerzos.

SÉPTIMA. — Jamás murmures de tus jefes. A tus compañeros trátalos como hermanos. No busques pendencias con el enemigo; tu deber es atraerlo a nuestras filas.

OCTAVA. — Debes tener una fe profunda en el triunfo. Comprende que esta lucha no puede fracasar y que la sangre y el sufrimiento nos darán la VICTORIA. Si no crees que el SINARQUISMO es un movimiento predestinado a salvar a México, tampoco puedes ser sinarquista.

NOVENA. — Nunca dudes de tus fuerzas. Emprende las más intrépidas obras con la seguridad de que triunfarás. Confía en ti mismo y en los hombres que luchan contigo.

DÉCIMA. — Si te sientes pequeño, incapaz y débil recobra toda tu fortaleza pensando en que contigo está Dios y que nunca te abandonará si sabes esperar todo de Él.

En posteriores colaboraciones trataré de dar a conocer los demás documentos en los que se rige la Unión Nacional Sinarquista, con la invitación de que los analicen y los hagan suyos, porque son normas que no solo aplican a los Sinarquistas, sino a todos aquellos hombres de buena voluntad, y sobre todo a los que también comulgan con la doctrina social cristiana, y mientras tanto, tratando de dar cumplimiento a estas normas … ¡Aquí estamos!