Niños Armados




Cuando vemos las noticias de jóvenes que protagonizan tiroteos en las escuelas de los Estados Unidos nos parece un suceso muy lejano, que difícilmente pudiera presentarse en nuestra comunidad, Lamentablemente estos eventos están por convertirse en tendencia.

La semana pasada en el CBTIS 24, de Ciudad Victoria, un jovencito de sólo 15 años entró al plantel en búsqueda de su novia; el problema, es que llevaba escondida en su ropa una pistola.

El chico quería reconciliarse con su enamorada, sin embargo; la discusión se salió de control y los maestros de la institución intervinieron llevando a los jóvenes a la Dirección, donde la chica confesó que el muchacho estaba armado.

La Directora retuvo a los jóvenes y pidió apoyo de la policía, quienes ya en el plantel revisaron al novio y efectivamente encontraron que llevaba con él una pistola de postas.

Los hechos no pasaron a más… no hubo lesionados, tampoco detenidos; sólo unos cuantos maestros hipertensos y con diabetes emotiva por el susto del incidente, además de una pareja de ex novios que se reencontró; porque un día después del problema a firmar haberlos visto nuevamente enamorados.

Mi pregunta es ¿Estamos preparados los maestros para manejar este tipo de eventos de violencia con nuestros alumnos? La respuesta la conocemos todos…. No,  los maestros no estamos debidamente capacitados para lidiar con una crisis de seguridad en las instituciones educativas.

Estados Unidos ha protagonizado últimamente varios eventos de tiroteos en sus escuelas, se dice que en los últimos 10 años son más de 40 tiroteos efectivos;  el último ocurrido en el mes de febrero en Parkland Florida, en un país donde cualquiera que tenga 18 años de edad puede adquirir un arma.

Después del triste incidente donde 17 personas perdieron la vida ocurrió lo inesperado... ¡Los estudiantes se manifestaron en contra de las armas! con lemas como “las oraciones no son a prueba de balas” o “ni un muerto más” realizaron paros escolares marchas y eventos en diversas ciudades norteamericanas exigiendo un mayor control de armas y un cambio radical en las leyes. 

Cada vez hay más atacantes que utilizan armas con cargadores de alta capacidad, lo cual les permite disparar decenas de balas sin tener que recargar, por esta razón son más las víctimas de los disparos; las personas que deciden realizar este tipo de masacres planean su ataque con sumo cuidado y eligen lugares que tengan un gran número de personas, así al disparar invariablemente tendrán muchas víctimas sin tener que esforzarse mucho para apuntar a un blanco.

Dicen los psicólogos que volverse famoso después de un ataque masivo resulta “atractivo” para muchas personas que tienen una baja autoestima o conflictos mentales, para ellos es una manera fácil de pasar a la historia, aún más, alentados por todos los comentarios que surgen después en las redes sociales; su nombre salen todos los medios de comunicación.

El gran reto consiste en ponerle un alto a este grave problema, que parece ir en aumento con esta nueva generación de chicos “Milenio” apáticos, distraídos, solitarios, que tienen en su teléfono inteligente a su mejor amigo.

En los Estados Unidos el presidente Donald Trump está atado de manos, parece que quiere hacer algo pero no sabe que… La Asociación Nacional del rifle donó para sus campañas más de 30 millones de dólares, suma que lo compromete apoyar dicha asociación, misma que se opone firmemente a que se cambie la edad mínima para adquirir armamento en su país, así como la enmienda que permite a cualquier ciudadano mayor de 18 años adquirir un arma para su resguardo.

En México en cambio somos más tradicionalistas, los mexicanos no podemos portar armas que son de uso exclusivo del ejército; y conseguir el permiso de porte de armas no es algo tan sencillo.

En el mundo hay más de 550 millones de armas de fuego en circulación, un arma de fuego por cada 12 personas… inevitable recordar a Marco Tulio Cicerón quién dijo que “En medio de las armas las leyes enmudecen”.