Negro panorama



Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por más que el presidente Andrés Manuel López Obrador diga que la economía mexicana va por buen camino, incluso que el peso está “fortachón” a pesar de la renuncia de Carlos Urzúa Macías a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo cierto es que no hay crecimiento, ni se generen empleos y ni mucho menos se registra la inversión privada necesaria para evitar caer en recesión, como algunas calificadoras han pronosticado.

          Ayer, el presidente López Obrador en su tradicional conferencia matutina se lanzó en contra del consejo editorial del “Financial Times” porque tuvo la osadía de señalar que sus políticas han chocado con la realidad de la economía, tal y como lo señaló claramente Urzúa Macías en su carta de renuncia.

          Incluso, el consejo editorial recuerda que hace 36 años se registró una grave crisis económica tras décadas de una política económica nacionalista y estatista que busca imponer, cuya afirmación provocó el disgusto del político tabasqueño que ayer exigió que ofrecieran una disculpa al pueblo de México porque por haber aplaudido los gobiernos neoliberales.

          A propósito, varios analistas coinciden en que López Obrador quiere volver a la época de Luis Echeverría Álvarez, ya que no sólo sostiene fuertes diferencias con importantes empresarios, sino también utiliza el presupuesto para dar dádivas entre las clases más necesitadas en lugar de invertirlo en actividades productivas.

          De regreso con el consejo editorial del “Financial Times”, resulta que también coincide que la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, será un rotundo fracaso que pondría en peligro la viabilidad financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex), además advierte que el presidente Donald Trump seguirá presionando a México ante su deseo de relegirse.

          Y para el colmo de males, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), que preside Alejandro Díaz de León Carrillo, dijo ayer que la actividad económica muestra una desaceleración mayor a la anticipada, además alertó acerca de posibles dificultades con la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y sobre todo por las nuevas amenazas arancelarias por parte del presidente Trump.

          La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno de Banxico coincidieron en señalar que es necesario atender el deterioro de la calificación crediticia soberana y de Pemex, luego de que la calificadora Fitch redujo la calificación de la paraestatal en junio.

          Es por eso, que mientras analistas nacionales y extranjeros, como son los integrantes de la Junta de Gobierno de Banxico y del consejo editorial del Financial Times, alertan acerca del negro panorama que enfrenta la economía mexicana, el presidente López Obrador dice que “tienen otros datos” y afirma que ahora está  mejor que antes, incluso que tendrá un crecimiento del 2% en el 2019.

          Esperamos que no se equivoque porque no sólo se pondría en peligro la estabilidad social y económica del país, sino también será el fin de la llamada 4° Transformación luego de comprobar que la actual administración federal toma decisiones sin pensar en las consecuencias.

          El reto será para el nuevo titular de la SHCP, Arturo Herrera Gutiérrez, quien deberá proceder con rigor técnico para estabilizar la economía mexicana aún en contra de la voluntad del presidente López Obrardor.

          Y la pregunta que hay en el ambiente financiero y económico del país: ¿Tendrá Herrera Gutiérrez el carácter para evitar el regreso a la política económica nacionalista y estatista de hace más de 36 años?

          Por otra parte, Ivonne Ortega Pacheco, candidata a la dirigencia nacional del PRI, empieza a calar hondo entre la militancia priísta luego de señalar una y otra vez que su adversario Alejandro Moreno Cárdenas, es el “Caballo de Troya” del presidente López Obrador.

          Aunque la también ex-gobernadora de Yucatán no tiene ninguna prueba acerca del supuesto pacto que hubo entre los gobernadores del PRI y el político tabasqueño para sacar adelante la candidatura de Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”, varios grupos de priístas se muestran recelosos porque sería el principio del fin del otrora partido de las mayorías.

          Los operadores del gobernador de Campeche con licencia, como es el caso del ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano, deben de redoblar sus esfuerzos para tratar de frenar este infundio, sobre todo después de que muchos militantes se sienten olvidados por las dirigencias del tricolor.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com