Necesario cambio de chip



 

   Teniendo la violencia como referente se habla de eventos de todo tipo a lo largo y ancho de la geografía nacional, y esto es señal inequívoca de que es necesario –-urgente diría yo—una voz que unifique y que desde luego tenga la suficiente autoridad moral para hacerlo.

   Tratándose de un país lo lógico es que sea el Presidente de la República el que alce esa voz, porque aunque tenga sus intereses muy particulares su deber es velar por la unidad, el bienestar y el mejor modo de vivir de los ciudadanos.

   Por eso hoy que se escuchan solo mensajes de odio, de reclamación y de dudas, es preciso que el Presidente de los mexicanos cambie su mensaje y que tenga bien claro que las acusaciones a otros no resolverán los problemas de hoy.

   Lo que los mexicanos quieren es vivir en paz, con lo indispensable para subsistir, pero sobre todo para tener tranquilidad escuchando mensajes de aliento de sus autoridades.

   Que se aplique la ley que es la obligación del gobierno, y que también se propicie el desarrollo económico de las regiones y de los ciudadanos en particular, sin condicionamientos ni motivaciones que no sean del interés de la población.

   También entender que la verdad no es absoluta, y que los que tienen otra opinión no son enemigos sino que buscan aportar algo para la solución de los problemas de todos.

   ¿Será acaso tan difícil aceptar fallas y reconocer meritos ajenos cuando éstos existan?.

   En otro orden se esperan buenos resultados de la reunión en Matamoros del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca con el Embajador de Estados Unidos en México Christopher Landau, para frenar el tráfico de armas de ese país al nuestro.

   El gobernador pide “sellar” las aduanas porque dice que las armas llegan por las garitas, y eso puede lograrse con intercambio de información y un blindaje y supervisión de las aduanas del país.

   Por cierto el gobernador encabezó los festejos del “Día del Médico” que empezaron en las diferentes zonas del estado, reconociendo a quienes  dedican su vida a cuidar la salud de los demás.

   Les dijo que si es la salud el tesoro más preciado de las personas, los médicos de Tamaulipas son los custodios de la mayor riqueza que tenemos.

bladijoch@hotmail.com