Nacho el cobarde



 

Siempre he sostenido que aquellos que se esconden impunemente en el anonimato son unos verdaderos cobardes sobre todo aquellos que se esconden para hacer a través de las redes sociales supuestas “denuncias” de abusos o irregularidades como el caso de un tal “Ignacio Altamirano”, para muchos un ex funcionario de apellido Casillas, ya le daré detalles...

Lo cierto es que cuando las redes son utilizadas adecuadamente sirven para muchas cosas, sobre todo contribuyen al desarrollo y buen desempeño de las actividades diarias.

Pero se tornan perjudiciales cuando son utilizadas para delinquir o dar rienda suelta a los traumas y más grave aún, para calumniar cómo quien se dice llamar “Ignacio Altamirano”.

No sé a qué intereses responda este sujeto que ha hecho uso de la red social Facebook, para hacer una serie de señalamientos en contra de la Secretaria de Educación y uno de sus departamentos, lo más lamentable de todo ello es que señala a muchos personajes de aviadores y pudiera tener razón, pero también pudiera ser un prostituto de ese tipo de medios al utilizarlo cobarde e impunemente y más cuando refiere  en el caso muy específico de la señora Yolanda Báez Torres (+) a quien enlista como aviadora y de quien basta aclararle su estupidez y cobardía, Yolanda Báez, una mujer trabajadora, esposa y madre de familia, responsable, quien desde las 6:00 am hasta las 14:00 horas todos los días desempeñaba su actividad ahí en una de las oficinas de la SET hasta los últimos días de su vida, insisto este cobarde ofende a su memoria al llamarla aviadora, cuando ella ya falleció.

Las redes sociales son tierra de nadie como este cobarde e irresponsable hay muchos, más aún y fuera de esta gente sin escrúpulos la gente coherente y pensante debe saber que a las redes hay que aprender a entenderles y creer solo una parte de lo que dicen, sobre todo cuando se trata de los alias o identidades falsas o de poco hombre de esos que tiran la piedra y esconden la mano, así de fácil ah y te aclaro a ti como a muchos Ignacio Altamirano yo si trabajo, pero a ti tendría que explicártelo con manzanas, es más, no vale la pena ni darte explicaciones, yo si soy José Luis Castillo y en el camino nos encontraremos ya verás.

2.-Nada han dicho las autoridades de los 23 menores de edad que resultaron intoxicados al ingerir alimentos en mal estado y donde no es la primera vez que se registra un suceso como este.

Los padres de familia están atentos a que la autoridad rinda un informe detallado de que fue lo que ocasionó el mal estar.

 Entre los menores de edad algunos de ellos fueron a parar a las instituciones hospitalarias aun cuando se quieran minimizar los hechos.

Hay un responsable de servir o entrar ese tipo de alimentos y por ello los padres de familia de la escuela primaria del ejido la libertad en Ciudad Victoria, interesante saber ¿quién es el proveedor?, ¿qué les dieron de comer? y si hay ya un responsable de este hecho que puso en riesgo la salud y vida de los niños, ¡veremos!

 

Mi correo: joseluis_castillogtz@hotmail.com